miércoles, 11 de noviembre de 2015

La terminal ferroviaria de TCV cerrará el año con un incremento de tráfico del 70%

El año 2015 va a marcar un punto de inflexión para la terminal ferroviaria de la empresa estibadora del Puerto de Valencia TCV Stevedoring Company. Durante este ejercicio la empresa no solo ha visto como se ampliaban sus instalaciones dedicadas a este tráfico, sino que además está registrando un incremento de sus volúmenes que podría llegar hasta un 70% al finalizar el año, lo que supondrá alcanzar la cifra de 75.000 TEUs movidos.


Diario del Puerto 11/11/2015

El principal salto cualitativo de la terminal ferroviaria de TCV se ha producido con la ampliación de sus instalaciones. Desde este año la terminal puede operar con trenes completos de 750 metros gracias a la ampliación de la playa de vías. Esta actuación, además, ha posibilitado que la empresa incremente su capacidad operativa y la maniobrabilidad.
TCV ha incrementado la dotación de maquinaria de su terminal ferroviaria. Foto FV.

Para hacer frente al incremento de la actividad ferroviaria, TCV Stevedoring también ha ejecutado una importante inversión para mejorar la dotación de maquinaria disponible. Así, por ejemplo, la terminal cuenta con dos RTGs destinados en exclusiva a este tráfico, apoyados por diferentes reach stacker en función de la demanda.

Otra de las actuaciones que ha redundado en beneficio de la operativa es que TCV puede trabajar trenes en horario nocturno, lo que facilita la entrada o salida de los mismos a partir de la apertura de puertas de la terminal ferroviaria de la Fuente de San Luis.

En la terminal ferroviaria de TCV operan tanto su propia empresa ferroviaria (TCV Railway) como Laumar, Sicsa y Logitren. En la actualidad se trabajan tres trenes diarios en la relación Valencia-Madrid y Madrid-Valencia.

Con las instalaciones y la dotación actual, la terminal ferroviaria de TCV en el Puerto de Valencia podría llegar a atender hasta cinco trenes diarios, lo que garantiza el crecimiento y el desarrollo de la empresa a corto y medio plazo. En este sentido, el director comercial de TCV, Miguel Marín, ha asegurado a este Diario que la empresa está en contacto permanente con operadores ferroviarios para tratar de habilitar nuevas conexiones con Madrid y otros destinos del país.

Según explica Marín, la terminal ferroviaria de TCV tiene actualmente capacidad para trabajar con dos trenes de forma simultánea. Dispone de dos viales entre las RTGs, otro vial para el paso exclusivo de los tug master o mafis, dos viales más que se utilizan como depósito temporal de contenedores entre las operativas de ferrocarril y marítima y otro vial más que serviría para una futura ampliación.

"La puesta en servicio de las nuevas instalaciones, no solo nos habilita para operar con la máxima longitud de tren permitida, sino que además nos ha permitido incrementar los tráficos y la capacidad operativa", explica Miguel Marín.

La concesionaria ha ampliado su terminal en 2015 y ya opera con trenes de 750 metros de longitud. Foto FV.

Además, las terminal permite que exista una perfecta interacción entre modos de transporte. "La totalidad de los clientes que tenemos en la terminal marítima son usuarios de la terminal ferroviaria y a su vez clientes de los operadores que trabajan en nuestra terminal, lo que favorece la citada interacción". 

Perspectivas
Las perspectivas de desarrollo del tráfico ferroviario en TCV son especialmente positivas. Con todo, desde la empresa se considera que existen cuestiones cuya resolución o implementación acompañaría la inversión ejecutada por la compañía y ayudaría a potenciar el tráfico ferroviario.

Así, por ejemplo, la implementación de las órdenes de transporte ferroviario en el portal valenciaportpcs.net (actualmente en desarrollo) contribuirá decisivamente a agilizar la operativa, como también lo haría la mejora del "closing time" ferroviario.

El tráfico ferroviario entre el Puerto de Valencia y Madrid todavía cuenta con una desventaja de hasta 24 horas con el transporte terrestre por carretera. Para minimizar esa rémora existen otras actuaciones que ayudarían a limar esas diferencias, como por ejemplo la flexibilización aduanera en la emisión de tránsitos entre Valencia y Madrid o la ampliación de horarios de la administración para despachar por las tardes y así minimizar el hecho de que el ferrocarril en esta relación solo puede operar de lunes a viernes y en horario diurno.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu