lunes, 2 de noviembre de 2015

Emanuele Grimaldi: "El marítimo es un sector responsable que busca soluciones sostenibles"

El transporte marítimo "es un sector responsable que busca soluciones sostenibles". Así de tajante se mostró Emanuele Grimaldi, director general de Grimaldi Group, el pasado viernes en Barcelona durante su intervención en la XIX Euro Med Convention, organizada por la compañía marítima Italiana.

Diario del Puerto 02/11/2015

Aurelio Martínez, presidente del Puerto de Valencia; Pere Padrosa, director general de Transportes de la Generalitat de Catalunya; José Alberto Carbonell, director general del Puerto de Barcelona; José Llorca, presidente de Puertos del Estado; Mario Massarotti, director general de Grimaldi Logística España; Santi Vila, conseller de Territorio y Sostenibilidad de Catalunya; el cónsul de Italia en Barcelona, Stefano Nicoletti; Sixte Cambra, presidente del Puerto de Barcelona, y Ricard Font, secretario de Infraestructuras de Catalunya.  Foto Elena García
Aurelio Martínez, presidente del Puerto de Valencia; Pere Padrosa, director general de Transportes de la Generalitat de Catalunya; José Alberto Carbonell, director general del Puerto de Barcelona; José Llorca, presidente de Puertos del Estado; Mario Massarotti, director general de Grimaldi Logística España; Santi Vila, conseller de Territorio y Sostenibilidad de Catalunya; el cónsul de Italia en Barcelona, Stefano Nicoletti; Sixte Cambra, presidente del Puerto de Barcelona, y Ricard Font, secretario de Infraestructuras de Catalunya. Foto Elena García

El medioambiente, las políticas asociadas y la tecnología para lograr un transporte marítimo más verde centraron buena parte de los debates que tuvieron lugar en el marco de la Euro Med Convention. Al respecto, Emanuele Grimaldi recordó que su compañía ha realizado importantes inversiones en los últimos años para tener una flota cada vez más sostenible en términos medioambientales.
Así, la compañía está invirtiendo 200 millones de euros en nuevas tecnologías que reducen las emisiones contaminantes de los buques, además de los multimillonarios costes que tienen las nuevas construcciones de buques, barcos de diferente tipología que reducen sus emisiones alrededor de un 40% respecto a sus predecesores.

Emanuele Grimaldi, director general de Grimaldi Group.
Pero no solo Emanuele Grimaldi reivindicó el papel que está llamado a jugar el transporte marítimo en un mundo más sostenible. También los presidentes de los puertos de Barcelona y Valencia, Sixte Cambra y Aurelio Martínez, respectivamente, destacaron los ahorros externos que se generan con el uso del transporte marítimo y pusieron como ejemplo los servicios de short sea shipping.
Sixte Cambra destacó la importante reducción de emisiones de CO2 que ha supuesto la puesta en marcha de servicios de transporte marítimo de corta distancia en el puerto catalán al lograr que los camiones se suban a los barcos, mientras Aurelio Martínez destacaba que este tipo de tráfico marítimo genera dos tipos de sinergias importantes: economías de escala y reducción de CO2. En este punto, el presidente del Puerto de Valencia se mostró favorable a "dar un empujón inicial" al short sea shipping para incentivarlo.
Para Martínez, "la clave fundamental siempre está en la demanda. La oferta se ajustará a la demanda", pero para generar oferta se pueden ofrecer facilidades, como en el caso del Puerto de Valencia donde se han facilitado determinados procedimientos, se han reducido costes de escala y se está trabajando en la mejora de la conectividad con el ferrocarril", entre otras medidas.

Diferencias norte/sur
El diferente nivel de desarrollo entre las líneas de short sea shipping en el norte y el sur de Europa también centró parte de las discusiones de la jornada, así como la necesidad o no de ayudas directas.
En este punto, José Alberto Carbonell, director general del Puerto de Barcelona, se mostró favorable a la puesta en marcha del ecobono al ser ésta una herramienta que incentiva la demanda, ya que la incentivación de la oferta distorsionaría la competencia.
Juan Riva, presidente de Flota Suardíaz, quiso diferenciar el diferente escenario que se da en el Mediterráneo, donde el short sea shipping está triunfando y ya se ha generado la demanda, y el norte europeo, donde está costando más lograr el éxito de los servicios. "Donde está cubierta la oferta no hay que distorsionar la competencia. La oferta ya está creada y se pueden aplicar medidas como bajar los costes portuarios", explicó el responsable de Suardíaz.
Riva también se mostró crítico con el coste de algunos de los servicios portuarios, como las tasas de practicaje y la estiba "que no se puede nombrar y es algo tabú. Es un coste importantísimo dentro del short sea shipping". El director general de Flota Suardíaz añadió, también, la necesidad de reducir la T3 en estos servicios y pidió, por encima de todo, "la uniformidad en la aplicación de las normas".
El presidente del Puerto de Valencia, por su parte, apuntó sobre las ayudas públicas que es necesario "evitar a toda costa a los buscadores de rentas", porque los hay. Y pese a no ser muy favorable a las subvenciones reconoció que "el mercado no es perfecto y muchas veces el precio que fija la oferta y la demanda no es un precio justo a nivel social".
La segunda mesa de debate de la XIX Euro Med Convention se centró en las nuevas regulaciones relativas a las zona SECA (Sulphur Emission Control Area), que obliga a las navieras a utilizar combustibles menos contaminantes en sus barcos. Este tema ha abierto un vivo debate en Europa, donde en la zona norte ya se aplica, situando la limitación de azufre en el combustible de los buques en un 0,1%. En el caso del Mediterráneo, éste se convertirá en zona SECA en 2020, limitando el azufre en el combustible para buques en el 0,5%.
Sobre esta medida, el sector tiene dudas razonables sobre cuál es la mejor solución al respecto, teniendo en cuenta el mayor precio del combustible bajo en azufre. El GNL se perfila como una de las soluciones pero no está claro que cuando aumente la demanda de este producto el precio se mantenga estable.

Costes elevados
El presidente de Puertos del Estado, José Llorca, reconoció que "los coses en España del tráfico ro-ro son caros" y "hay que trabajar para que desciendan. Llorca señaló que los costes de mover una plataforma en un puerto español se mueven actualmente en una horquilla que va desde los 73 hasta los 140 euros, un precio que es difícilmente competitivo.
Por ello, el responsable del sistema portuario español abogó no solo por reducir las tasas, "para que sean lo más baratas posibles", sino también lograr que "los servicios portuarios sean más baratos".


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu