lunes, 9 de noviembre de 2015

El mínimo “histórico” de los fletes obliga a Maersk a redefinir su estructura y estrategia

El primer grupo marítimo mundial, Maersk, está obligado a reaccionar de forma drástica si quiere garantizar su senda de crecimiento y eficiencia en el corto y medio plazo. Así lo ponen de manifiesto sus resultados económicos del tercer trimestre, con un retroceso del beneficio del 47,9%, así como las medidas de recortes en gastos, personal e inversiones anunciadas en las últimas horas, sustentadas por una complicado coyuntura debido al mínimo “histórico” de los fletes.


Diario del Puerto 09/11/2015

En conjunto, Maersk reportó en el tercer trimestre de 2015 un beneficio de 778 millones de dólares, que frente a los 1.495 millones de igual periodo del año pasado representa un retroceso de casi el 50%
.
La clave esencial de este fuerte paso atrás está principalmente en Maersk Line y en Maersk Oil, divisiones donde el retroceso fue en el tercer trimestre aún mayor.

El beneficio reportado en estos tres meses por Maersk Line se quedó en los 264 millones de dólares, un 61% menos que en el mismo periodo de 2014. A su vez, los ingresos cayeron un 15% hasta los 6.018 millones de dólares.

La capacidad de flota creció en el tercer trimestre un 1,1%, pero la demanda estimada creció entre el 0 y el 1% con un incremento de la flota global del 9%.

Si a esto unimos un fuerte retroceso del comercio en Europa, el resultado es el mínimo “histórico” en el que se situaron los fletes en este periodo con un retroceso en el caso de Maersk del 19%.

Oil
La situación en Maersk Oil no fue mucho mejor. Los ingresos cayeron un 39% y el beneficio subyacente descendió desde los 224 millones del tercer trimestre de 2014 a los 32 millones de 2015, es decir, un retroceso del 86%.

En cuanto a APM Terminals, el beneficio reportado retrocedió un 49% hasta los 175 millones de dólares, con una caída en los ingresos del 5,7%.

En lo que va de año, es decir, entre enero y septiembre, los ingresos del grupo Maersk llevan un retroceso acumulado del 13%, mientras que la caída del EBITDA supera el 20%.

La situación prevista al cierre del ejercicio no es mucho mejor. Baste señalar la reducción en más de un punto porcentual de los ratios de crecimiento de la demanda en el conjunto del ejercicio, de ahí los importantes recortes anunciados en las últimas horas en todas las divisiones.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu