jueves, 5 de noviembre de 2015

Crisis emergente. Maersk echa el freno, pospone la compra de 16 barcos. 236.000 Teus de capacidad. Cancelará 35 salidas este trimestre. Y despedirá al 20% de la plantilla.


Maersk se enfrentó ayer con el frenazo al comercio internacional y la crisis de China y los países emergentes. Canceló los pedidos previstos de 16 buques, 6 de ellos Triples E. Además anunció la cancelación de 4 servicios y el despido del 20% de la plantilla. Medidas duras y fuertes que explican bien a las claras por que tenían que llegar a un acuerdo de alianza con otras navieras.
Puertos y Navieras 05/11/2015


Como respuesta tanto a corto plazo como a largo plazo de las perspectivas del mercado, Maersk Line está acelerando una serie de iniciativas de costes y eficiencia ya establecidos, así lo anunció 
Søren Skou CEO de Maersk Line ayer.

Maersk Line reducirá su capacidad de red y pospondrá las inversiones en nuevos buques, mientras que al mismo tiempo reducirá los costes de operación a través de los planes ya anunciados para simplificar la organización. Con una menor demanda, estas iniciativas permitirán Maersk Line crecer y defender su posición en el mercado.

Anunció que cancelaba las opciones que tenía para construir 6 buques de 19,630 TEU, 2 de 3,600 TEU y 8 de 14,000 TEU vessels. Un total de 236.000 Teus de capacidad.

La capacidad de red se reducirá en el cuarto trimestre de 2015 y a lo largo de 2016. Como ya se ha anunciado, el cierre de cuatro servicios (ME5, AE9, AE3 y TA4) ya se ha iniciado en los últimos dos meses y los planes están en marcha para cancelar, además, un total de 35 salidas en el cuarto trimestre.

El ME5 era el servicio Algeciras-Chenai donde operaban 7 barcos de unos 4.900 Teus, aunque este cierre se va compensando por la entrada de barcos de mas grandes de 9.200 Teus en el servicio ME1.

Además durante los próximos dos años, Maersk Line espera reducir las ventas anuales y la tasa de proyección de costes por valor de 250 millones de dólares con un impacto de 150 millones de dólares en 2016. 

"Estamos enfocados en transformar Maersk Line. Vamos a llevar a cabo una organización más ágil y más simple. Queremos mejorar la experiencia de nuestros clientes digitalmente y al mismo tiempo trabajar tan eficientemente como sea posible ", dice Søren Skou.

Hoy en día, Maersk Line tiene personal un total de 23.000 trabajadores a nivel mundial. La transformación de la organización y la automatización en curso harán que Maersk Line reduzca su número de empleados en al menos en 4.000 puestos a finales de 2017.

"Somos menos trabajadores que hace un año. Seremos menos el próximo año y el año siguiente. Estas decisiones no se toman a la ligera, pero son pasos necesarios para transformar nuestra industria ",concluye Søren Skou.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu