miércoles, 25 de noviembre de 2015

Coello vuelve al primer plano de la actualidad portuaria. Al frente de la negociación de Noatum con Málaga. El modelo portuario de Coello.


El expresidente del Puerto de Barcelona, Joaquím Coello i Brufua, ha retornado a la primera línea del panorama portuario español con su entrada en el consejo de Noatum. A sus fructíferas gestiones para reconducir el problema de la Terminal de Contenedores de Málaga, desde su puesto de consejero, le esperan con seguridad nuevas responsabilidades de la mano de su nuevo cargo.


Puertos y Navieras 25/11/2015




Recordemos que Joaquím Coello i Brufau, fue presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona durante el Gobierno del tripartito. Este ingeniero naval, que ha ocupado muchos puestos en la industria de la defensa desde Bazán a ISS, ITP, Eurojet o la eólica Gamesa, tras su paso por el puerto recaló en Applus de Aguas de Barcelona hasta el año pasado. Ha sido consejero de Spanair o Ficosa. Tienen un brillante palmarés como diseñador de yates y regatista. Rumores del sector le colocan al frente de Noatum.

Hay que recordar que Coello ya entonces, hace diez años, propuso la privatización parcial de los puertos para solventar el problema de la gobernanza portuaria, la que ahora ha salido a la palestra de mano del presidente de Puertos del Estado, José Llorca. 

Coello propuso un sistema de dos niveles societarios, en cada puerto habría una empresa pública estatal con los derechos sobre el dominio público portuario, que es la zona marítimo-costera y la terrestre que ocupa un puerto por definición del Estado, y debajo de esta empresa pública estatal estaría una empresa ya de derecho privado y mercantil, gestora del puerto que operaría en concesión de la estatal y que ya gestionaría el puerto como verdadera Autoridad Portuaria, concesionando, como ahora hacen a los distintos concesionarios, actividades específicas del puerto.

Este modelo se contrapone al de Llorca, ya que permitiría la libertad total de la gestión a nivel de la empresa mercantil, por ejemplo Puerto de Barcelona, S.L. 

La libertad tarifaría no chocaría con los intereses de los tráficos por cuanto estos podrían ser defendidos en esos casos, y no en otros, por unos topes máximos de las tarifas. 

En esencia este es el modelo de Coello que a buen seguro oiremos hablar bastante más a medida que vaya cobrando protagonismo, como ya lo ha hecho, su presencia en el Consejo de Administración de Noatum Ports.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu