martes, 20 de octubre de 2015

Una denuncia, pero menos. Una amenazablanda. Game over.




Este medio ha publicado la exclusiva del enfado que tiene la Comisión por la "tres catorce" que le ha hecho el Gobierno español. Pero no pasa de un pataleo de jugador de poker al que ganan por la mano. 

Puertos y Navieras 20/10/2015



El Gobierno español se ha salido con la suya y ya desde hace meses con una hábil combinación de vals con Coordinadora y  billetes de palco para la Comisión Europea.

La suerte estaba echada desde que la Comisión Europea tragó con el estudio de la propuesta de Coordinadora por mayo de este año. 

La Comisión a pesar de tener a portugueses y griegos, no contaron la bondad de las festividades españolas que empujaron poco a poco las anunciadas reuniones semanales de dialogo de la estiba, a más allá de la primavera. 

Para entonces la Comisión tuvo que esperar a las reuniones en las cuales se transmitiese a Coordinadora su soberano cabreo con la propuesta que esta les trasmitía a través del Reino de España. Inaceptable dijeron. 

Para transmitir lo inaceptable que era se tardó también un mes y en eso nos colocamos en vísperas del estío que todo lo detiene. Así las cosas, la Comisión dio un plazo de tres meses, hasta final de septiembre, para que el señor Llorca se presentase con algo más que el paso a dos de polka devenida en vals de Coordinadora y el Gobierno español. Ya sabía antes del verano que se resignaba a complacer al Gobierno español con no poder actuar contundentemente contra él hasta después de las elecciones generales con un nuevo Gobierno. 

Calendario en el cual podrían estar de acuerdo, a no ser porque sienten haber sido utilizados de comparsa en esta hábil juego de la ministra de Fomento. Ahora a la Comisión Europea solo le queda el derecho al pataleo y amenazar con que cuando lleve y refiera el incumplimiento de la sentencia al Tribunal de Justicia de la UE, lo haga en términos vengativos, duros y propiciatorios de una soberana sentencia. Pero no lo hará, ahora es como en los toros o en Inglaterra, weather permitting, o la si la autoridad competente no lo impide. Es decir mamá Maersk. 

La realidad es que en este juego Llorca ha ganado por la mano, y la estrategia de alargar las conversaciones, filtrar RD, fingir enfado, amenazar con paros, sacar borradores, guardarlos en la mesa, recibir borradores, guardarlos en el cajón, para después sacarlos cuando la Comisión, una vez leído, manifestase su escándalo han dado resultado. 

La Comisión ya no sabe si ha sido una parte más de las conversaciones con Coordinadora y si sus admoniciones, consejos e instrucciones al Gobierno español no se han vuelto en contra en una serie de vacíos mensajes de ida vuelta mientras que el Gobierno aguantaba el tirón de unos y otros para llegar a esta tesitura, en la cual cómodamente se deslizará con particular fruicion hasta las elecciones del 20 de diciembre con una asunto resuelto, que no es haber resuelto el de la estiba sin mayores problemas, si no el de sus consecuencia.

El próximo Bruselas y sus funcionarios incluidos los de Luxemburgo y su tribunal de justicia y tendrán que enfrentarse no solo a Maersk si no a la santa alianza, la 2M, mas la G6, etc.

Y en Waterloo a una parada de metro de la Grand Place ya se sabe que perdieron los que se enfrentaron a la santa alianza.

Game Over.

 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu