miércoles, 21 de octubre de 2015

OPPE reivindica la libertad tarifaria y alerta de la desestabilización que propugna Europa

Los puertos españoles debatieron ayer en Madrid sobre las amenazas, debilidades, fortalezas y oportunidades para todos los que intervienen en su cadena de valor. Dos fueron los temas que más polémica generaron durante la mañana: la intermodalidad y las políticas de impulso del ferrocarril; y la libertad tarifaria en el actual marco de gestión portuaria, reivindicando Puertos del Estado la libertad "de facto" que existe en España y alertando del potencial desestabilizador de las reformas que la UE está impulsando en este ámbito.


Diario del Puerto 21/10/2015

Durante la jornada "Claves para la Competitividad de los Puertos Españoles", y en el marco del debate sobre las amenazas que acechan al sistema portuario español, Ignacio Arrondo, director de Competitividad de OPPE, alertó una vez más sobre el contenido del reglamento de puertos que se está tramitando en Europa y su propuesta de que los puertos tengan plena autonomía en la fijación de sus tasas, lo que a su juicio no sólo llevaría a la necesidad de reformar el sistema portuario español sino a que los puertos no se alineen con la estrategia global de un país o de la propia UE.
Arrondo, igualmente, alertó de la difícil posición en la que quedarían los tráficos cautivos, pudiendo ser cargados con mayores tasas con tal de bonificarse otros tráficos que quieren ser captados.
Advertido por Santiago García Milá de que la ESPO, entidad que preside y que representa a los puertos europeos, es favorable en su mayoría a dicha propuesta de la UE, Arrondo recordó que la ESPO es una asociación de gestores de puertos y no de dueños de puertos, posición que quiso ser reforzada con contundencia por el propio presidente de Puertos del Estado.
Después de señalar que las posiciones que se defendían en ESPO eran contrarias a los intereses de España y, además, no se correspondían con nuestro marco constitucional, José Llorca quiso precisar que, en su opinión, hablamos de una entidad dominada por los puertos del norte de Europa que defiende una medida que puede generar entre los 46 puertos españoles un grave problema de dumping, de tal forma que el Gobierno va a seguir trabajando en Europa para que un puerto no pueda "destruir" por esta vía a otro.
En esta línea, el presidente de Puertos del Estado quiso precisar que España sí está a favor de la libertad tarifaria de los puertos pero de una "libertad regulada" tal y como existe a su juicio en España, donde según Llorca existe una "libertad de facto por la vía de las bonificaciones y los coeficientes correctores pero siempre dentro de un marco regulado".

Durante la jornada también se pusieron sobre la mesa otras amenazas, como son, a juicio de Óscar Alonso, de PwC, "la competencia creciente con otros puertos del entorno, la incertidumbre política de cara a las elecciones generales, la inestabilidad para la inversión que suscitan las propuestas separatistas de algunas regiones o la potencial deslocalización de algunos sectores".
En este sentido, para Alonso, los grandes retos del sistema portuario español son la necesidad de aumentar los tráficos, la gestión de la sobrecapacidad y el correcto ajuste de los costes logísticos.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu