viernes, 23 de octubre de 2015

El sesgado estudio sobre los costes de los puertos.


No es lo mismo mover un contenedor en un país pequeño que en uno grande.

Puertos y Navieras 21/10/2015

El estudio del Banco Mundial en su informe Doing Business in Spain de los puertos españoles escama. Los españoles somos muy dados a aceptar rápidamente que somos los peores o los menos competitivos en cualquier actividad.

Por ello, la primera impresión de que los puertos de Barcelona, Vigo, Algeciras y Bilbao son los más caros del mundo o de los más caros, o por lo menos cinco veces más caros que el puerto de Singapur o el doble y más que el puerto de Rotterdam para mover un contenedor, parece ser aceptado sin más. 

Llevamos tanto tiempo autoflagelándonos con que los costes de la estiba y de la manipulación de la carga en terminales son tan grandes que cualquier informe se da por bueno.

Lo primero que llama la atención es el trabajo que se han tomado los técnicos del Banco Mundial para aislar a los cinco puertos españoles y, de entre ellos, a los cuatro más significativos y hacer la comparativa con el resto de puertos del mundo y de la OCD. Lo siguiente es lo fácil que les ha sido determinar que el coste del paso de un contenedor por esto puertos es mucho mayor en dólares que con otros puertos comparables de nuestro entorno y ya no digamos los de Asia.

El problema es que lo que desequilibra la balanza de los puertos españoles no son los costes de la estiba ni la manipulación en las terminales, sino el transporte por carretera.

    En esto influyen dos variables que sesgan completamente la naturaleza del estudio. En primer lugar, que el coste del transporte por carretera parece estar muy mediatizado por la distancia que, según el estudio, hay que recorrer para llevar un contenedor desde el hinterland de los puertos españoles hasta los mismos. Es decir, que no solo es caro o carísimo el transporte por carretera, sino que además, como el trayecto es más largo, aparecen disparatadamente mayores.

    Todos sabemos que el transporte por carretera de corta distancia alrededor de los puertos ha estado o está en manos de cárteles que hacen que el precio por kilómetro sea muy parecido al que ha dado el estudio, con costes tan caros como el de 3,55 dólares/km para el puerto de Bilbao, 2,77 para el de Barcelona, 2,70 para el de Vigo, 2,46 para el de Algeciras y 2,44 para el de Valencia. Teniendo en cuenta que un contenedor de 40 pies equivale a la carga de un tráiler y que los precios en el coste por kilómetro para un transporte de esa dimensión están más bien un euro por debajo alrededor del 1,20 o el 1 en vez de los 2,44 dólares que salen en el estudio.

    Lo que ocurre es que, lo que sí es verdad, es que los contenedores normalmente se aproximan de otra forma a los puertos y ese transporte, establecido en los puertos, solo se utiliza para sacar a los contenedores del puerto pero normalmente se intenta evitar su largo recorrido bajo esas tarifas.

   Si el estudio lo que ha querido es poner el dedo en la llaga de que hay cárteles en los puertos españoles y precios más altos de transporte, lo ha hecho bien. Si lo que pretende es significar que los costes operativos de la estiba en los puertos españoles son los mismos que puede haber en Rotterdam o por debajo de los que hay en Hamburgo o Irlanda, hay que decir que el estudio pone boca abajo completamente las teorías que tenemos sobre el grandísimo coste de la manipulación por parte de estibadores en los puertos españoles.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu