martes, 20 de octubre de 2015

Colofón a una gestión con visos de permanecer.


Editorial. El conferención.


Puertos y Navieras 20/10/2015

Hoy en pleno otoño, cayendo las hojas rojas, con la berrea en los montes, las caracolas de la caza han llamado al último gran acto de la legislatura portuaria.

La magna conferencia sobre los Puertos españoles. 

Trabajada en secreto no ofrece la menor duda que su organización trasciende a unas simple jornadas, su objetivo es una gran pieza.  

La conferencia llega en el momento justo, y su organizador, el presidente de Puertos del Estado, y el Ministerio de Fomento han elegido el momento idóneo.Los invitados son importantes, y como siempre en acto así, lo importante va a ser lo que suceda en los entremeses entre ponencia y ponencia. Ya se empezó ayer con cena de confraternización. 

Como siempre en un monterión se prometen grandes piezas de caza, y aquí los mismo. Lograr un acuerdo en la estiba, o comenzar a fraguarlo.

Aunque en este caso alguno de los conferenciantes no cumplan en el micrófono. Lo importante es la talla de los personajes que van a asistir. 

Y la talla está, sin lugar a dudas asegurada. En los sindicatos, con Coordinadora se espera a la cabeza. Y entre el abolengo, los terminalistas sean o no estos de capital español, de los que apenas quedan.  

La gran pieza de este momento, que es el venado mayor del Reino, es lograr un acuerdo en la estiba. A esto se ha aplicado la orgánica de la OPPE, sin reparar en gastos, ni esfuerzos. 

Porque el objetivo es múltiple y a muchas bandas: por un lado va a servir para demostrar a la Comisión que el Reino de España está haciendo un verdadero esfuerzo para lograr un acuerdo en la estiba. La foto del día si no se malogra, viajará rauda a Bruselas. Asunto estético pero nada menor.

Aunque el verdadero objetivo es que los actores del cumplimiento de la sentencia de la estiba se vean la caras, se exhiban los poderes de los nuevos dueños de los puertos y todo el mundo sepa donde está, esto es lo que quiere la OPPE. Lastima que pueda faltar algún primer espada. 

El objetivo es escenificarle a Coordinadora lo mucho que han cambiado las cosas y dramatizar la necesidad del acuerdo. Aunque Coordinadora no lo necesita para nada, la división entre puertos ya la tiene cerca.

Por otro lado está demostrar a los terminalistas que en el caso de MSC se propone arreglar el problema de Las Palmas y el de Valencia, y a Maersk que se ha comido medio sistema portuario español, que confíen en que todo está encarrilado y bien encarrilado. Y no menos a JPMorgan doliente con el bocado y Hutchison observando.

Demostrar que Llorca, will prevailpermanecerá, como garante de un acuerdo.  Casi es el único miembro del Gobierno que tiene asegurada su permanencia, una vez pasadas las elecciones. Sea la quiniela triunfadora PP más PSOE. PSOE más Ciudadanos, o PPFeijoó mas Ciudadanos.

Llorca es necesario para concluir la reforma de la estiba. Dejó rodar su versión del Real Decreto para ganar la partida, porque ahora cuando todos los políticos se van buscando sitio en consultoras y en puertas giratorias, plagados están las puertas de los consejos de administración de cesantes a la espera de destino, visto como van las listas electorales, Llorca es necesario para la Comisión, para el Tribunal de Justicia de Luxemburgo, para Maersk, para MSC, para JPMorgan, para Hutchison y para Coordinadora. 

El botón de oro es que esta magna conferencia en la cual se ha puesto tanto empeño, sea eso un conferención. 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu