martes, 27 de octubre de 2015

A. Martínez: "Hay que seguir siendo hub de las grandes líneas interoceánicas; hay que estar en esa división"

"El Puerto de Valencia está en un momento clave. Es necesario seguir siendo hub de las grandes línea interoceánicas; hay que estar en esa división", así lo aseguró ayer el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, quien además reclamó "la implicación de todos porque lo que nos jugamos es mucho y muy importante"


Diario del Puerto 27/10/2015

Durante su intervención en la conferencia que abrió el ciclo "Economía valenciana: desafíos y oportunidades" del Club Mercantil Diario Levante, el presidente de Valenciaport proyectó el estado de la cuestión en la que se enmarca la actualidad del recinto portuario valenciano, "un panorama con fortalezas y oportunidades, pero también con una serie de amenazas que hay que afrontar".

Aurelio Martínez, que fue presentado por Francisco Prado, presidente del Propeller Club de Valencia, comenzó su intervención detallando cuál es la situación actual del comercio internacional, en general, y del transporte marítimo, en particular.
Según Martínez, cada punto que crece el PIB, el tráfico marítimo lo hace un 1,3% y la tendencia es que se mantenga esta relación ya que, entre otras cuestiones, la marítima es la vía fundamental de conexión de los flujos del comercio.


El presidente de la APV explicó que un 15% del tráfico total se mueve en contenedores y que los principales flujos de transporte se desarrollan en las relaciones entre Asia y Europa y Asia y los Estados Unidos. De hecho, matizó, solo China acapara el 26,5% del tráfico marítimo mundial de contenedores. La tendencia del tráfico indica que el peso relativo del transporte con el norte de Europa disminuirá hasta un 2%, mientras que crecerá el del Mediterráneo oriental.


Consolidar logros
Por lo que respecta a la situación particular del Puerto de Valencia, Aurelio Martínez reconoció la labor desarrollada al frente de Valenciaport en los últimos 20 años, aunque matizó que "ningún logro alcanzado es permanente".
El presidente de la APV reiteró que el momento que vivimos es "clave y que la Comunidad Valenciana se juega mucho con el futuro del Puerto. El tráfico tiende a concentrarse en los más grandes y es necesario que estemos ahí".
Aurelio Martínez explicó que si bien existe una notable diferencia en el tráfico total de contenedores entre Barcelona y Valencia, la distancia en exportación se reduce a tan solo unos 100.000 contenedores, "lo que no conviene perder de vista a la hora de planificar el futuro ya que sin importación y exportación el tránsito ser irá".

Estrategia
El presidente de la APV también explicó ante un nutrido auditorio las claves de la estrategia de futuro de Valenciaport. Así, en primer lugar, se refirió a la necesidad de reforzar el hinterland.
Para Martínez, el 70% de los TEUs de exportación que se mueven por Valencia pertenecen a la Comunidad Valenciana, el 9,4 a Madrid y el 2,8% a Aragón. "La relación con estas dos regiones es la que hay que reforzar. Si el tráfico con Madrid es lo que nos diferencia en positivo respecto a Barcelona, en el caso de Aragón el puerto catalán acapara un mayor peso de las exportaciones. Es evidente que sufrimos una discriminación en el ámbito de las conexiones ferroviarias, por lo que es necesario trabajar mucho para incrementar nuestra participación en esas exportaciones".
En este sentido, el presidente de la APV aseguró que en la actualidad "solo funciona el corredor ferroviario con Madrid; el resto no existe". Después de referirse a las conclusiones de hasta tres estudios sobre lo que crecerían los tráficos con una conexión adecuada, Aurelio Martínez explicó con vehemencia que Valencia y Aragón "están unidas por un ferrocarril del siglo XIX, por un carril de burros, lo que es del todo inadmisible".
"Harían falta unos 370 millones para hacer una conexión en condiciones, si a ese montante le restamos el gasto de la electrificación y nos limitamos a reparar solo los estrangulamientos de la línea, nos encontramos con que necesitamos una inversión de ‘solo' 40 millones de euros, o lo que es lo mismo, dos kilómetros de AVE", aseguró.
"La principal perjudicada de que las dos plataformas logísticas más importantes de España (la marítima y la terrestre) estén disociadas es la economía española", sentenció.

ZAL
Otro de los elementos fundamentales de la estrategia del Puerto de Valencia pasa por el desarrollo de su zona de actividades logísticas. Después de confrontar los datos que actualmente presenta la ZAL del Puerto de Barcelona, Aurelio Martínez aseguró que la ZAL de Valencia es necesaria para que se creen centros logísticos y que se ubiquen en Valencia; para generar nuevos puestos de trabajo y para fidelizar los tráficos de importación y exportación; todo ello teniendo en cuenta que se trata de una actividad limpia y respetuosa con el entorno.
El presidente de la APV también aprovechó la ocasión para recordar que una parte fundamental de la estrategia futura de Valenciaport pasa por la reducción de costes a todos los niveles, "para lo que será necesario apoyar el desarrollo de infraestructuras, mejorar la productividad, ajustar las tarifas, implementar un modelo operativo competente, simplificar las regulaciones, incrementar la conectividad, reducir los costes internos, mejorar la coordinación entre organismos, etc. No siempre que se habla de reducir costes nos tenemos que referir a la estiba", aseguró.
Aurelio Martínez destacó la importancia de desarrollar la conectividad y reducir los costes en la futura estrategia de Valenciaport, "estos dos elementos son los más determinantes cuando los fletes se hunden".
El presidente de la APV también recordó que los principales competidores de Valenciaport en tránsito son los que "tienen costes inferiores a los nuestros, es decir todos (Algeciras, Barcelona, Giogia Tauro, Tanger Med y Sines)", mientras que en import/export la competencia está en Barcelona y Sines.

Momento clave
Para cerrar su intervención, Aurelio Martínez recordó que el puerto genera una actividad de 900 millones de euros, lo que representa el 1,6% del PIB, y da trabajo a unas 20.000 personas, entre empleos directos e inducidos.
Para Martínez, el puerto tiene importantes fortalezas y oportunidades, pero será necesario que "mejore la productividad, reduzca los costes, mejore la prestación de servicios complementarios, así como la conectividad, el hinterland, las infraestructuras y el apoyo social con el que cuenta".
"Necesitamos la implicación de todos porque nos jugamos mucho", concluyó.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu