miércoles, 9 de septiembre de 2015

Maersk domina ya la estiba en España. Justo tras aprobarse las ampliaciones portuarias. Su impacto en la estiba, y Anesco.

La venta del mayor grupo de terminales de capital español a Maersk, la primera naviera del mundo es todo un hito.
 

Puertos y Navieras 08/09/2015
Por Armando Estrada

Se hace justo cuando el gobierno español ha cerrado el proceso de dar 50 años más de plazo a las concesiones portuarias, cuando también se debe cerrar en breve el plazo para reformar la estiba en España. Coincidencias que no lo son.

En el mundo de los grandes negocios no se hacen estas inversiones sin que todo este lo más atado posible, y más en este mundo donde lo cierto muchas veces no lo es, como el crecimiento eterno de la economía china.

Maersk llevaba largo tiempo de conversaciones con TCB, dos años, la llegada de Soucheiron a TCB y la gestión más alejada del propietario Angel Pérez Maura eran necesarias. La reciente entrada en el capital de los japoneses de Mitsubishi a través de la terminal de Valencia TCV, un toque de atención a inversores perezosos, o remisos.

Así las cosas en medio del verano se ha acelerado la decisión de APM Terminals la división de Maersk de terminales, tanto es así que a algunos dentro de la operacíón les ha sorprendido el comunicado de hoy.

Todo se ha alineado. El gobierno español materializaba y aseguraba en julio, lo que había pedido Maersk y otros terminalistas: que para invertir en España el gobierno tenía que dar más seguridad jurídica, vía la ampliación del plazos concesionales, y la ministra Pastor obedeció aunque se introdujo para salvar la cara, no ante otros terminalistas, que también, si no a gobiernos siguientes, la necesidad de pagar por ello, la cláusula de la fórmula Llorca,  

También la Comisión Europea hacía su trabajo, por la vía de una conveniente denuncia anónimamaterializaba un cambio en el modelo de estiba español, bien visto por el gobierno. Con una apropiada sentencia del Tribunal de Luxemburgo. 

Redondo, más plazo y mejores condiciones laborales.

Aún así Maersk ha remoloneado, con la mejor información del mundo en sus manos, sabía que el comercio mundial iba a resentirse de una crisis china, lo ha venido suavizando en sus declaraciones a los inversores, antes de agosto, ahora sabemos que lo de China puede ir más allá.

Con los fletes a la baja, y a pesar de haber fraguado la alianza P2, con MSC, necesita apretar en los costes para aumentar o mantener el beneficio, sostenido actualmente por un petróleo artificialmente bajo.

Con la tesorería llena por el bunker bajo, el canal de Suez ampliado, MSC apretando en Las Palmas que acaba de comprar y Sines que amplia, y con Noatum como fruta madura que puede devorar en Valencia en cualquier momento, Maersk tenía poco que pensar. Comprar. 

Y ha tomado la decisión de creer en España a pesar de Podemos. Dentro de 50 años con las terminales aseguradas y su negocio más bien generado fuera de España, comprar las de TCB era un negocio seguro. Dentro de 50 años todos calvos incluidos los de Podemos, han debido de pensar.

Ahora todo va a cambiar la estiba por pronto. Maersk ha descubierto sus cartas ahora ya no puede esconderse en Anesco, con presencia en Barcelona, Valencia y Algeciras ahora debe arrostrar lo bueno y lo malo de dirigir Anesco, y ya lo hace.

Navarro ha llegado a secretario de Anesco por indicación de Maersk, otro dato, para ingenuos.

El panorama va a estar divertido aunque las cartas estén ya repartidas.

Sobre el autor. Armando Estrada es el presidente del grupo de información internacional Logística y Transporte.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu