miércoles, 30 de septiembre de 2015

La Reforma de la Estiba.

"Camarero, por favor, póngame dos jarras, pagan los Reyes de España y Bélgica".



Puertos y Navieras  30/09/2015 

La evidente falta de política común sobre la estiba europea. (II)

La Comisión Europea pretende que España y Bélgica le hagan la Reforma de la Política Portuaria que no es capaz de impulsar, ni siquiera bosquejar. Sentados en la Gran Place de Bruselas esperan que los sistemas de la Estiba caen por el peso de las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE, sin mover un dedo. Mientras se toman una cervezas que pagarán los reyes de España y Bélgica.

Ni la comisaria Bulc ni el director general de la división de transporte João Aguiar, dan un "forward guidance", indicaciones u orientaciones, sobre a donde quieren ir. España está amenazada con la ejecución de la sentencia sobre la Estiba, ahora han advertido a Bélgica con la misma medicina sobre su pool de estibadores.

No tienen idea alguna de la política portuaria que quieren o si la tienen que hablar hablan mucho por detrás han inaugurado la política en la sombra, y eso no es política, aunque se pretendiese como antídoto una supuesta mafia portuaria. No es el caso y por tanto no es admisible. 

La Política Portuaria Europea, en mayúsculas debe ser pública. 

La Comisión vive de los restos de la cena que dejó el señor Kallas, entonces asistido por el señor Theologitis, no fue otra cosa que dar paulatinamente marcha atrás de una reforma liberal de los puertos. Se sacó de aquella reforma la estiba y el resto de servicios portuarios para quedarse en nada. 

Pero no han traído nada nuevo a la mesa y así los funcionarios se protegen en esta inactividad pública.  

Aquí la Comisión, no ya no informa sobre lo que está pasando en el proceso de la estiba español, sino sobre las más mínimas guías de acción que deberían presidir cualquier política portuaria. 

El problema es español, españoles fueron los que denunciaron el tema, la Comisión por así decirlo lo llevó al Tribunal y ahora la Comisión sin entender mucho del asunto espera que otros españoles, el presidente de Puertos del Estado y la ministra de Fomento, lo solucionen. Ideas para solucionarlo ninguna se quieren dar publicamente. Parecen tener más miedo y respeto al tema de la estiba que los propios gobiernos.

No se sabe si se tienen que hacer un "pool" o varios. Vetaron la propuesta de Coordinadora, por leonina. Pero para eso se tiraron unas cuantas semanas, y el Ministerio se aseguró que era así para contestar a Coordinadora, seguramente después de dar todo tipo de excusas a Antolín Goya por lo malos que eran Theologitis y sus amigos. Es decir que esto de la reforma de la estiba se ha convertido en un correveidile, este dice que quiere esto, a ti qué te parece y de vuelta el otro dice que esto es infumable.

Esto no es una política portuaria seria, y la verdad es para dispensar con el inflado presupuesto funcionarial que hay en Bruselas, simple y llanamente nos estaríamos ahorrando un pico.

La realidad es que este es un problema que va a resolver Maersk y el erario público español, el Rey de España, que al final hace mucho tiempo que ha pagado las cervezas en la Grand Place de Bruselas, sin necesidad de intermediarios. 

Maersk puede tener opiniones muy diferentes a la sentencia del Tribunal por cuanto si, por ejemplo es la única empleadora de estibadores en un puerto o casi la única le va a dar lo mismo que la Comisión diga que tiene que haber dos pools o tres. Será uno.

Maersk intentará hacer lo que le interesa. Y como el sistema actual reparte el pasivo social entre varios actores y de momento muy cómodamente, siendo en último caso en el Estado, que somos todos el responsable, pues la realidad es que Maersk igual no tiene demasiado incentivo, para que más allá de la reforma de los sistemas de trabajo y que los estibadores sean más productivos, cobren tarifa plana los fines de semana, trabajen efectivamente seis o siete horas por turno, se haga la reforma liberal que supuestamente quiere la Comisión. 

No va a entrar en absoluto en quererse echar a sus espaldas los costosos pasivos sociales que hoy hay en las sociedades de estiba. No y de ninguna forma. Por lo tanto como Europa, desaparecido Kallas, no tiene atisbos de tener una política en este sentido, ni liberal ni anti monopolios, solo quedará que el Estado, nuestro Rey pague, y luego nos pase a escote la factura, vía sus cobradores de impuestos.

Digamos por el oligopolio hacia la libertad.

Menudo viaje.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu