jueves, 17 de septiembre de 2015

El descenso en el precio del combustible cuestiona la rentabilidad de los megaportacontenedores

Los operadores marítimos consiguen menores ahorros al utilizar megaportacontenedores frente a buques de menor capacidad. 
El MSC Oscar puede transporte 19.244 TEUs.
El principal motivo que impulsa a los grandes operadores marítimos a la hora de invertir en nuevos megaportacontenedores, de más de 18.000 TEUs, es beneficiarse de las economías de escala que ofrecen a las navieras, lo que implica un ahorro importante de costes junto a la navegación lenta que se viene practicando.
Por otro lado, uno de los impactos negativos que ha traído consigo el exceso de capacidad en el mercado, esto es, la caída en el precio de los fletes, era una situación predecible para las compañías.
Ahora, el descenso en el precio del combustible marítimo de los últimos meses, motivado por la caída del petróleo, cuestiona la rentabilidad de los megaportacontenedores, pues los operadores ahorran cada vez menos con su utilización con respecto a otros buques de menor tamaño, según datos de Drewry Maritime.
En poco más de un año, entre junio de 2014 y septiembre de 2015, para un servicio entre Asia y Norte de Europa, el ahorro que el uso de un portacontenedores de 18.000 TEUs supone sobre uno de 14.000 TEUs se ha reducido a la mitad, pasando de los 76 dólares a los 38 dólares por TEU transportado en este periodo.
Del mismo modo, también en estos últimos 15 meses, el ahorro que supone un buque de 18.000 TEUs sobre uno de 8.000 TEUs se ha reducido en torno a un 28,5%, al pasar de los 210 dólares/TEU que se calculaban en junio de 2014 a los 150 dólares/TEU actuales.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu