miércoles, 10 de junio de 2015

Theologitis: “Estamos dispuestos a ser flexibles, pero la sentencia de Luxemburgo debe cumplirse”

Seis meses después de la sentencia contra el régimen de estiba español, sigue sin haber consenso en España en torno a cómo debe ser la reforma legislativa para cumplir los requerimientos del Tribunal de Luxemburgo. 


Diario del Puerto 10/06/2015


La Comisión Europea está dispuesta a ser flexible en los plazos, pero recuerda que el cumplimiento de la sentencia en los términos planteados por la corte europea es innegociable. Así lo ha expuesto Dimitrios Theologitis, jefe de la Unidad de Transporte Marítimo y Política Portuaria de la Comisión Europea, en la entrevista concedida a Diario del Puerto durante la reciente Asamblea de la ESPO, celebrada en Atenas.

Sr. Theologitis, ¿cree que España está yendo demasiado lenta en la reforma de su régimen de estiba?
En lo que respecta a la Comisión Europea, estamos en conversaciones con las autoridades españolas, quienes están haciendo un gran esfuerzo para llegar a la conclusión de esta reforma. Es un tema muy delicado porque tiene muchas implicaciones sociales, además de implicaciones para la competitividad de todo el país.
España tiene muchos puertos, tiene mucha capacidad portuaria y tener unas buenas condiciones sociales es importante, pero también contar con un sistema de trabajo portuario flexible es extremadamente importante para el desarrollo de todos los puertos de España, como pasa en muchos otros países.
Así que es muy importante alcanzar una conclusión al respecto.

¿Cuál está siendo ahora mismo el papel de la Comisión Europea?
Por nuestra parte, estamos dispuestos a mostrar la flexibilidad necesaria si tenemos en cuenta el camino que hay que recorrer para llegar a la conclusión correcta. Ahora bien, el dictamen del Tribunal de Justicia de Luxemburgo tiene que cumplirse.
Sabemos que esto no se puede hacer en dos semanas pero por supuesto ambas partes, el Gobierno y empresas y trabajadores, tienen que trabajar activamente hacia una solución aceptable.

¿Hay fecha límite?
La forma en la que trabajamos es que cuando la Corte emite la sentencia el país tiene que actuar en dos meses.
Es decir, en dos meses el país tiene que informar de lo que va a hacer.
Esto no quiere decir que la situación deba estar resuelta en dos meses pero, insisto, tiene que haber un plan, indicaciones claras de hacia dónde nos llevará ese plan y entonces, por supuesto, podemos discutir sobre la forma de lograr su implantación.

En este sentido y ante la evidente lentitud que sigue el proceso español, ¿estaría la Comisión Europea esperando la resolución del procedimiento contra la estiba belga?
No, no. La situación con Bélgica se está todavía desarrollando.
Como sabe, hay un procedimiento por vulneración de la normativa que empezó con una carta informativa y si los hechos se confirman entonces habrá una carta de aviso formal (letter of formal notice) y a partir de ahí las autoridades volverán a ser requeridas para responder y, si no lo hacen o si la respuesta no es satisfactoria, entonces pasaremos a la siguiente etapa, donde si no se establecen las medidas correctoras requeridas el siguiente paso sería el Tribunal.
No estamos en este punto todavía con Bélgica porque las autoridades belgas están trabajando activamente para solucionar el problema.
Eso sí, necesitan ser proactivos, porque de otra manera no habrá un tratamiento diferente entre Bélgica y España.

¿La mejor solución para Europa es que todos los países tengan el mismo modelo de estiba?
No necesariamente y no vamos a insistir en esto. 
Lo que es muy importante es que la Unión Europea tiene libertades que hay que respetar. Cada país tiene libertad para fijar su propio modelo, pero éste tiene que respetar la libertad de prestación de servicios.
Cada país puede implantar su propio sistema pero éste no puede ir contra los principios del tratado de la Unión, que rigen desde que la Unión Europea se fundó. 

Sin modelo ni plazos definidos

Ayer
Pese a que la Comisión Europea dio a España dos meses para pronunciarse sobre los pasos que tenía previsto dar para cumplir la sentencia que le obliga a reformar su régimen de estiba, lo cierto es que ese tiempo se ha superado con creces y seis meses después de que se conociera la sentencia la incertidumbre sigue creciendo.

España informó preceptivamente dentro del plazo a la Comisión Europea de su hoja de ruta, definida a partir de un proyecto de reforma elaborado por Puertos del Estado.
No obstante, tras la fuerte oposición sindical, dicho proyecto quedó en un segundo plano y el Ministerio de Fomento decidió emprender un proceso de negociación a partir de una propuesta conjunta de los sindicatos.
Inicialmente se comprometió un calendario de reuniones semanales para sacar adelante cuanto antes la reforma.
No obstante, las reuniones han sido prácticamente trimestrales y, de momento, según fuentes sindicales, no hay fecha para una nueva convocatoria. Ésta no tendrá lugar hasta que no se reciba un informe de la Abogacía del Estado sobre la viabilidad de la propuesta sindical, que ahora mismo se está poniendo en cuestión.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu