viernes, 26 de junio de 2015

El disputado sillón de Antonio Sevilla, presidente del Puerto de Cartagena.


Surgen múltiples candidatos por la inestabilidad de la política murciana.
Puertos y Navieras 26/06/2015

El puesto de presidente del puerto de Cartagena se halla en el ojo del huracán por los avatares de la política murciana. Varios altos cargos del PP que han quedado sin puesto por la perdida de la mayoría absoluta aspiran al cargo mejor pagado de la Comunidad, la única con superavit y una caja de cerca de 200 millones de euros. Sevilla se rumorea iría a la delegación del Gobierno, sucediendo a Bascuñana su antecesor como consejero en Fomento que tuvo que dimitir por ser imputado por el caso Novo Carthago. 



Ayer hubo consejo de administración del puerto, se dice que ordinario, para aprobar varios asuntos lo que acrecienta los rumores. Sevilla negó el martes a este medio que se haya dirigido a nadie pidiendo la delegación del gobierno.

En la foto del Consejo de Administración Antonio Sevilla escucha al vicepresidente José Hernández Filardi, el hombre fuerte en la sombra del PP, en la foto facilitada por la AA.PP ayer.

Para empezar el presidente de la asamblea Paco Celdrán ha sido desalojado de su cargo por la alianza del PSOE, Ciudadanos y Podemos y por otro lado el Presidente saliente del PP de Murcia, Alberto Garre está también en situación de disponible. 

Esto, si Pedro Antonio Sánchez llega a ser investido con las investigaciones que maneja la jueza asignada al caso del Ayuntamiento de Puerto Lumbreras, que ha visto como el TSJM, el Tribunal Superior de Justicia, de la región de Murcia le devolvía el caso del aforado Pedro Antonio Sánchez y no entraba en él antes de las elecciones.  

Acción que motivo bastante polémica en términos judiciales y que ahora vuelve a su sitio y está en manos de la jueza iniciar acciones contra Pedro Antonio Sánchez lo cual imposibilitaría seguramente su acceso a la presidencia o su mantenimiento durante mucho tiempo en virtud de los acuerdos con Ciudadanos. 

Ayer Ciudadanos dijo que mantendría el acuerdo pero que tendria que consultar con la base. El PP había pedido con insistencia que hubiese sido hoy la investidura, pero los partidos de la oposición lograron retrasarla al lunes.

Esta situación colocaría a tres posibles candidatos de muy alto nivel para el Puerto de Cartagena y eso sin que cambiase el Partido Popular en el gobierno de la comunidad y sin que Ciudadanos exigiese consenso en el nombramiento de este alto cargo, prácticamente el tercero de la comunidad tras el presidente de la asamblea y el consejero de obras públicas.

En el centro del huracán se encuentra el actual presidente del Puerto de Cartagena, Antonio Sevilla, que ha sido empujado por la historia política a verse en el centro de un tira y afloja tanto del Partido Popular como de las nuevas formaciones políticas.

Antonio Sevilla que fue miembro de la Comisión de Infraestructuras, cuyo presidente era José Hernandez Filardi, hoy vicepresidente del puerto, y que al parecer lo propuso para el puesto de consejero de obras públicas a Ramón Luis Valcarcel, fue consejero de fomento de la comunidad durante los últimos años de la presidencia de Ramón Luis Valcarcel. Momento en el que el tema álgido de la política murciana de infraestructuras fue la apuesta por el aeropuerto de Corvera que tanto ha dado que dar después y que hoy todavía se haya vacío. 

El aeropuerto de Corvera fue una apuesta personal de Ramón Luís Valcarcel y ha costado una fortuna a las arcas de Murcia para no estar abierto.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu