viernes, 8 de mayo de 2015

Van Peel (Puerto de Amberes): “Los puertos dependemos de las decisiones de las grandes navieras”


Entrevista a Marc Van Peel, presidente de la Autoridad Portuaria de Amberes.

El Vigía 08/05/2015
10Marc Van Peel (Amberes, 1949) llegó a ser, a los 25 años, secretario general de los Boy Scouts flamencos, una tradición muy arraigada en Bélgica. Actualmente, es el vicealcalde de la ciudad de Amberes y desde 2007, el presidente del segundo puerto con más tráfico de Europa. En 1979, formó parte del sindicato más importante del país, hasta que en 1987 se convirtió en diputado y entró en el Parlamento. Casi una década después, alcanzó la presidencia del Partido Cristianodemócrata de Flandes y fue en 2001 cuando adquirió su puesto actual en el consistorio.
La práctica totalidad de su mandato en la autoridad portuaria ha transcurrido durante la crisis económica. En esta entrevista, nos detalla cuáles son sus prioridades para los próximos años. Nos comenta sus planes de inversión en infraestructuras, cómo cree que evolucionará el tráfico de mercancías del enclave y hasta qué punto las nuevas conexiones ferroviarias de los puertos del Sur de Europa pueden suponer una competencia. En su opinión, el gran reto lo plantean la O3 y la 2M, las alianzas más importantes entre las grandes navieras del mundo.
¿Cuáles son las principales inversiones que prepara el enclave?
El año que viene, inauguraremos la nueva esclusa más grande del mundo. Actualmente, ya tenemos la más grande y ahora construimos una nueva en la orilla izquierda del río, que tendrá el mismo tamaño que el de la esclusa Berendrecht, pero será cuatro metros más profunda. A fecha de hoy, todavía está seca, aunque estará llena de agua dentro de un mes.
Además, el Gobierno flamenco está planeando, finalmente, construir la carretera de circunvalación alrededor de Amberes y, aunque todavía falta una gran conexión, esta inversión también será importante para nosotros. Finalmente, tenemos una nueva zona de expansión del puerto de 1.000 hectáreas en el Norte, en la orilla izquierda. Planteamos crear allí un nuevo tipo de terminal de contenedores, como el que tenemos en el muelle Deurganck. Por tanto, tenemos planeadas inversiones en esclusas, muelles y en carreteras.
El puerto de Amberes está construyendo una plataforma de Gas Natural Licuado (GNL). Durante la Semana Europea del Transporte Marítimo, que se celebró en Bruselas a principios de marzo, las grandes compañías aseguraron que este combustible todavía no es económicamente rentable. ¿Cuándo piensa usted que lo va a ser?
Éste es el dilema del huevo y la gallina, que sólo podemos superarlo trabajando juntos. Es cierto que el precio actual del petróleo ha dificultado las cosas.
¿Es un mal momento para construirla?
Sí, ha habido momentos mejores. Lo que podemos hacer como autoridad portuaria es seguir construyéndola. El precio del petróleo no va a permanecer tan bajo, aunque hoy en día nadie sabe cuánto va a durar esta situación.
La Unión Europea (UE) aspira a completar la red de estaciones de repostaje en 2030.
Creo que ése es un plazo de tiempo razonable.
¿Hasta qué punto la nueva zona ECA tendrá un impacto en el volumen de mercancías del puerto de Amberes?
Cuando se introduce una nueva regulación, la reacción natural de muchos actores económicos es de consternación, alegando que es muy severa. Más tarde, nos damos cuenta de que los primeros que se adaptan a las nuevas normativas adquieren una ventaja competitiva y, en este sentido, estar a la vanguardia de la lucha contra las emisiones supone una ventaja. Hace tiempo, diez o quince años, el transporte marítimo estaba fuera del debate sobre el control de emisiones. Por aquel entonces, los buques eran abiertamente más ecológicos que los camiones. Sin embargo, ahora éstos también han hecho un progreso enorme y considero que es muy bueno que el transporte marítimo tenga buenas leyes que permitan luchar contra las emisiones.
¿Cómo pueden confrontar los puertos europeos el poder que tienen las grandes compañías navieras?
Éste es un problema serio. Las navieras se quejan de que los precios son muy bajos y, a la vez, construyen buques portacontenedores cada vez más grandes, lo que supone un impacto para las tarifas. También están consolidando las alianza O3 y la 2M, así como varias otras. Lo que pueden hacer los puertos es, simplemente, intentar ser lo más atractivos posible para las navieras. Es lo que nosotros tratamos de hacer. Tanto el puerto de Rotterdam como nosotros, por ejemplo, estamos construyendo terminales más grandes, lo que implica, por supuesto, utilizar importantes cantidades de dinero público, pero hay un límite respecto a la cantidad que puedes invertir. Además, existe el riesgo de que si las empresas deciden abandonarte, es la sociedad quien acaba pagando. Por ahora, es cierto que dependemos en gran medida de las decisiones estratégicas de las grandes navieras.
10.1
¿Cuál va a ser la política impositiva del puerto de Amberes durante los próximos años?
Intentamos ser lo más estables posible, es decir, aumentar el canon de concesiones sólo cuando en la economía global se incrementan los precios. Ahora mismo, por tanto, el canon es casi inexistente. Queremos ser lo más estables y fiables posible y no cambiar demasiado nuestra política de concesiones, sin fijar precios por debajo del mercado para atraer más volumen de mercancía.
El año pasado consiguieron alcanzar la cifra récord de 199 millones de toneladas de carga. ¿Esperan lograr en 2015 los nueve millones de teus?
Sí. El año pasado perdimos los nueve millones de teus por sólo 3.000 unidades. Organizaremos una gran fiesta en cuanto los alcancemos, porque los primeros meses de 2015 han sido muy buenos, con el porcentaje de contenedores aumentando hasta un 9% y un 10%.
La otra cara de la moneda fue el descenso en el tráfico de los buques Ro-Ro, debido a la crisis del Ébola que sufrió África. Aunque todavía no ha desaparecido el brote, la situación se ha estabilizado. ¿Espera que se vuelva a incrementar el tráfico de estos barcos?
Sí, creo que se recuperará. A modo de ejemplo, el año pasado llevamos a cabo una regulación más exigente respecto a los coches de segunda mano. Al principio, hubo muchas protestas, pero ahora la norma se ha estandarizado. También muchos países africanos tienen una ley más estricta sobre la importación de coches de segunda mano. Creo que después de la crisis del Ébola se incrementará.
¿Cómo cree que va a evolucionar el tráfico entre el puerto de Amberes y África?
Todo el mundo espera un gran crecimiento de África como nuevo continente emergente. La realidad es muy diversa y cambia de país a país, aunque allí donde hay estabilidad política, la economía es pujante; incluso en países donde la gobernabilidad no es tan estable, la economía está floreciendo. El puerto de Amberes está muy involucrado en muchos enclaves africanos. Evidentemente, por razones históricas en el Congo, pero también en Costa de Marfil y Ghana. Tenemos un instituto de formación muy famoso en África, muchos estudiantes africanos vienen a Amberes y nosotros enviamos profesores a muchos países para enseñarles cuestiones relativas a los puertos.
También han abierto recientemente un centro de formación en India.
El ministro de Transportes del nuevo Gobierno federal de India visitó, recientemente, el puerto de Amberes. Debido a la reputación de nuestros centros de formación, decidimos firmar un acuerdo con él en su país para educar a muchos profesionales portuarios de toda India. También realizamos labores de consultoría, por ejemplo, relacionadas con el coste del transporte marítimo. India tiene una gran costa, pero carece de buena infraestructura terrestre, así que les ayudamos a impulsar su transporte marítimo.
Volviendo al continente africano, ¿cómo ve la competición con China?
Muchos africanos han aprendido que China no está allí por razones altruistas y que, a veces, la infraestructura que construyen es de una calidad menor. Creo que China, por razones evidentes, seguirá desempeñando un papel importante en África, pero muchos países están tratando de diversificar a sus aliados para tener una cooperación win-win.
¿Cree que las conexiones ferroviarias de los puertos del Sur de Europa pueden atraer parte del tráfico de los puertos europeos del Norte que hoy en día se dirige hacia Asia?
Los puertos del Sur de Europa podrían atraer más tráfico hacia sus destinos más próximos si consiguen ser igual de rentables que los puertos del Norte de Europa. Esto es lo que siempre explicamos a las autoridades de la UE cuando hablan de dar subvenciones. El tráfico de mercancías busca el camino más eficiente para llevar la carga. No son la autoridades portuarias o las nacionales las que deciden, sino los actores de toda la cadena de suministro. ¿Por qué hay mucho tráfico que se dirige hacia los puertos occidentales del Norte de Europa? Porque, actualmente, son los más eficientes. Cuando también lo sean los puertos del Sur de Europa, podrá cambiar la tendencia del transporte marítimo. Mejorar las conexiones ferroviarias y hacer que los puertos sean más flexibles son factores importantes.
¿Sin destinar fondos públicos?
Lo que tiene que hacer la Comisión Europea es lograr la igualdad de condiciones para todos los puertos europeos. Tiene que haber subvenciones para grandes proyectos de infraestructuras, como pretende hacer Jean-Claude Juncker, pero no para tratar de revertir el tráfico marítimo de mercancías. Cuando los puertos del Sur sean más eficientes, lo conseguirán. En Francia quieren conseguir que sus puertos sean menos burocráticos, menos proteccionistas, más flexibles, lo que a veces crea situaciones conflictivas con los sindicatos, pero creo que es el camino a seguir. Desconozco la situación en España.
¿Qué opina del plan de inversiones presentado por Jean-Claude Juncker?
Es una de las cosas más importantes que puede hacer, no sólo para construir infraestructuras, sino también para mejorar la situación económica de Europa. Lo que es seguro es que necesitamos más y mejores infraestructuras. No sólo carreteras, sino también vías navegables y corredores ferroviarios, entre otras. ¡Orientemos hacia ahí el dinero que la Comisión Europea tiene disponible! No veo ninguna razón para no llevarlo a cabo.
¿Qué impresión tiene de la nueva comisaria europea de Transportes, la eslovena Violeta Bulc?
Todavía no me he reunido con ella. Visitó recientemente el puerto de Amberes y quienes estuvieron con ella aseguraron que fue muy sincera respecto a su pretensión de aprender acerca del negocio. Espero que lo haga y poder encontrarme pronto con ella.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu