viernes, 22 de mayo de 2015

Robert Kimber: "Los grandes retos de las empresas estibadoras pasan por mejorar la eficiencia y la inversión"

Desde hace 44 años, la General Stevedoring Council (GSC) defiende los intereses de sus empresas estibadoras asociadas y promueve la formación específica de los directivos. Aprovechando la celebración en Valencia del 6º curso de gestión para directivos de la GSC, Diario del Puerto ha conversado con Robert Kimber, vicepresidente honorario y secretario del Consejo.

Diario del Puerto 22/05/2015
Robert Kimber, vicepresidente honorario y secretario de la General Stevedoring Council en las instalaciones centrales de Noatum en Valencia.
Robert Kimber, vicepresidente honorario y secretario de la General Stevedoring Council en las instalaciones centrales de Noatum en Valencia.

La General Stevedoring Council está formada en la actualidad por un total de cincuenta empresas estibadoras (en España, Noatum y Bergé) que mueven más de 100 millones de TEUs anualmente.

Según Robert Kimber, la representatividad de la GSC es notable, ya no solo por el número de empresas asociadas, sino por las dimensiones de las mismas y su procedencia, ya que operan en todo el mundo.

Kimber define a la GSC como un "foro de intercambio de información de conocimiento y de contactos en la industria de la estiba y de las operaciones portuarias".

Asimismo, el consejo "promueve la participación y formación de la nueva generación de líderes o gestores del sector de la estiba a través de la celebración de cursos organizados por la propia GSC".

Las empresas asociadas a la General Stevedoring Council no solo se benefician de los programas formativos, sino que además "saben que cuentan con un colega casi en cualquier lugar del mundo al que pueden recurrir en un momento determinado, ya sea para compartir información o bien para establecer cualquier tipo de sinergia entre empresas".

Uno de los grandes activos de la GSC es el intercambio de información. "Cursos como el que hemos desarrollado estos días en Valencia, que están programados con numerosas visitas, permiten a sus participantes obtener importantes informaciones de cómo se hacen las cosas en otros lugares del mundo, experiencias que posteriormente pueden poner en práctica en sus propias empresas".

"Esta semana, por ejemplo, hemos realizado una visita a la factoría de Ford en Almussafes; allí, además de conocer el proceso productivo nos explicaron cómo fueron capaces de convertir una negociación con los trabajadores en un acuerdo estratégico a largo plazo entre todas las partes para incrementar la eficiencia y la productividad que ya está dando sus frutos. Estas experiencias son las que nos interesa conocer porque se pueden poner en práctica en nuestro sector".

Estiba en España
Al llegar a este extremo la referencia al sistema de estiba español es inevitable. Kimber coincide al señalar que la diferente normativa reguladora en los países puede suponer una "desventaja a nivel competitivo para determinados sistemas", pero asegura que frente a esas dificultades "se abre la posibilidad de que empresas y trabajadores sean capaces de alcanzar acuerdos beneficiosos para ambos, como en el caso de Ford al que antes me refería".

"Lo ideal en el caso de España es que el Tribunal de Luxeburgo no hubiera tenido que intervenir, pero puesto que ya se ha llegado a este extremo, hay que confiar que la solución será consensuada entre empresas y trabajadores y positiva para todas la partes".

Retos
A nivel global, y pese a la complejidad de establecer unos objetivos comunes, Robert Kimber tiene claro que la industria de la estiba tiene ante sí dos retos fundamentales, "que pasan por mejorar la eficiencia y la inversión".

"Por un lado es fundamental que las empresas mejoren sus ratios de eficiencia y productividad. De esta forma los márgenes de beneficio pueden ser mayores y se pueden incrementar las inversiones, una acción que siempre irá en beneficio de la actividad económica", asegura Kimber.

Asimismo, el vicepresidente honorario de la GSC considera que es imprescindible "invertir en formación y en desarrollar el talento de los jóvenes, que son los que en un futuro dirigirán el sector".


Valencia
El 6º Senior Management Course de la GSC se clausura hoy en Valencia después de siete intensas jornadas que se iniciaron el pasado 16 de mayo.

A lo largo de todos estos días los participantes en el curso, procedentes de todo el mundo, no solo han asistido a conferencias de primer nivel a cargo de profesionales con experiencia internacional, sino que además han podido conocer in situ las realidades de puertos como en de Sagunto, Castellón, Valencia o Barcelona.

"Valencia ha sido una sede perfecta, ya no solo por todo lo que puede aportar a la industria de la estiba, sino también porque está estratégicamente ubicada y nos ha permitido visitar otras realidades con desplazamientos relativamente cortos", asegura Kimber.

"Además, hemos contado el respaldo de Noatum, un socio nuestro que es un referente a nivel mundial en el sector de la estiba y de las operaciones portuarias".


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu