jueves, 28 de mayo de 2015

Gómez-Pomar: "El grueso del Corredor Mediterráneo se acabará este año"


Julio Gómez-Pomar aseguró ayer en Barcelona que "el grueso del Corredor Mediterráneo se acabará este año" y que en 2016 solo quedará "alguna actuación". El secretario de Estado de Infraestructuras sorprendió a propios y extraños al precisar, a pregunta de este Diario, que el Corredor Mediterráneo estará funcionando en 2016 desde Murcia a la frontera francesa. Mayoritariamente, desde Valencia a la frontera".

Diario del Puerto 28-05-2015



El secretario de Estado participó en Barcelona en una conferencia sobre el Corredor Mediterráneo organizada por Expansión en colaboración, entre otros, con los Puertos de Barcelona y Tarragona. 

Al término de su intervención, Gómez-Pomar no dudó en afirmar que "se está trabajando intensamente -en la construcción del Corredor- y esperamos que en un breve plazo de tiempo el Corredor Mediterráneo esté terminado y permita la salida de las mercancías" hacia Europa.

Los cálculos de calendario del secretario de Estado chocan, sin embargo, con los plazos de algunos proyectos que no están ni siquiera licitados, como son los accesos ferroviarios al Puerto de Barcelona. Esta obra, que la ministra de Fomento, Ana Pastor, se comprometió a licitar hace meses, tiene su finalización prevista para finales de 2018 y se queda, por tanto, fuera del calendario que Gómez-Pomar anunció ayer. 

Problemas técnicos
Sobre los retrasos que está sufriendo la licitación de los accesos ferroviarios al puerto de la capital catalana, el secretario de Estado de Infraestructuras explicó que se deben a que "este tramo está teniendo problemas de seguridad" por temas técnicos, debido a su complejidad, y que se están haciendo pruebas para hallar una solución. "Una vez se resuelvan estos problemas, hay una voluntad clara de poner las obras en marcha de forma definitiva", insistió el representante del ministerio de Fomento.

Julio Gómez-Pomar quiso dejar claro que el Corredor Mediterráneo "es una solución para el tráfico de mercancías" y que "su esencia no es mejorar las velocidades del tráfico de pasajeros" y aseguró con convencimiento que el actual Gobierno ha sido "el que por primera vez de una manera muy seria ha pensado en la importancia de esta infraestructura para el movimiento de mercancías".

Obras sin calendario
El conseller de Territorio y Sostenibilidad de Catalunya, Santi Vila, no fue, sin embargo, tan optimista como el secretario de Estado y aseguró que el balance de los últimos años con respecto al Corredor Mediterráneo es "agridulce" porque se trata de una infraestructura "que tendría que estar liquidada hace ya tiempo".

El conseller reconoció que "no estoy en condiciones de dar un calendario con garantías para la conectividad entre Tarragona y Castellbisbal -tramo clave para dar salida a las mercancías del Puerto de Tarragona-" y tampoco "sé por qué no han empezado las obras de los accesos ferroviarios al Puerto de Barcelona".

Vila reconoció al actual equipo del ministerio de Fomento que "en esta legislatura se ha hecho un esfuerzo importante pero, en mi opinión, insuficiente" y reiteró que el Corredor Mediterráneo no es un capricho. "Es un tema urgente, estratégico y general" en tanto que esta infraestructura "afecta a más del 40% de toda la actividad económica del Estado".

La intervención de Joan Amorós, secretario de Ferrmed, también mantuvo un tono más bien negativo, al asegurar que el ministerio de Fomento no ha hecho mucho por el Corredor Mediterráneo y calificar de "insostenible" la situación.

Santiago García-Milà, subdirector general de Estrategia y Comercial del Puerto de Barcelona, puso el acento en la necesidad de crear cadenas logísticas eficientes, siendo capaces de ofrecer al mercado un producto competitivo para lograr que traer un contenedor de Shanghai a Lyon sea más barato a través del Puerto de Barcelona que del norte de Europa. Ahora esto no pasa y en esta coyuntura, el tren no puede ganar clientes.

García-Milà puso como ejemplo de éxito la Terminal Marítima de Zaragoza (TMZ) donde los tráficos de mercancías crecen año tas año porque ofrece un buen servicio y un buen producto.

El presidente del Puerto de Tarragona, Josep Andreu, mostró su preocupación por el retraso en la llegada del tercer raíl a este enclave y, aunque aseguró entender los problemas técnicos, pidió al ministerio de Fomento un calendario que se cumpla.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu