jueves, 7 de mayo de 2015

El Parlamento Europeo puede frenar la liberalización de servicios portuarios

El ponente en el Parlamento Europeo sobre el reglamento de servicios portuarios que se está negociando en Bruselas, Knut Fleckenstein, se ha mostrado partidario este martes de no avanzar en la liberalización del acceso al mercado y hacerlo únicamente en el ámbito de la transparencia financiera.



El Vigía 05/05/2015

A finales de la legislatura anterior, el eurodiputado aplazó hasta después de las elecciones la votación sobre la normativa, debido a que los diferentes grupos políticos no lograron ponerse de acuerdo sobre la apertura del mercado. Con el objetivo de avanzar en las negociaciones, Fleckenstein apuesta ahora por dejar las cosas como están.
“La posición que voy a adoptar va a ser algo distinta a la de la última legislatura”, ha manifestado el ponente. “No voy a hablar de la apertura del mercado y no habrá excepciones tampoco como hubo en la última versión”, ha asegurado. “Este capítulo ha sido controvertido desde el principio. Para unos era poco, para otros, demasiado”, ha continuado Fleckenstein, que ha defendido su postura dando a entender que la actual Comisión Europea también comparte esta orientación. “La nueva comisaria [de transporte, Violeta Bulc] avanza con un enfoque muy pragmático. Ya no hay esta euforia por la liberalización que mostraba su antecesor en el cargo”.
Esta orientación no convence a la Organización Europea de Asociaciones de Armadores (ECSA, por sus siglas en inglés). Su secretario general, Patrick Verhoeven, ha señalado, a través de un comunicado, que “la reforma del paquete de los puertos en la UE debe ser más ambiciosa que la actual propuesta, que sólo aborda algunos de los problemas a los que se enfrentan los usuarios de los puertos europeos”. ECSA quiere que el reglamento incluya a la estiba y el pasaje y permita una mayor liberalización del practicaje y el remolque.
Sin embargo, respecto a los estibadores, Fleckenstein considera que “con megabarcos y tiempos en los puertos más reducidos, aumentan las exigencias para el personal de los puertos y por eso necesitamos medidas que garanticen la seguridad de los puestos de trabajo”.
Tampoco todos los grupos políticos comparten la postura de Fleckenstein, del partido socialista. “No aceptamos a priori la exclusión de los servicios e manipulación de la estiba (…). Tampoco estamos conformes con que en el caso del practicaje y los servicios de pasajeros queden excluidos por razone de seguridad. Hay otras formas de garantizar la seguridad y la exclusión del dragado tampoco me considera que sea necesaria”, ha explicado Luis de Grandes, eurodiputado español del Partido Popular.
Knut Fleckenstein sí ha apostado por avanzar en la transparencia financiera de los puertos europeos y ha pedido al Ejecutivo comunitario que clarifique las normas de competencia que deben regir en este caso. Bruselas aprobará en diciembre de este año nuevas reglas al respecto.
Tras los desacuerdos en la anterior legislatura y, anteriormente, en el 2003, ésta es la tercera vez que la Unión Europea trata de aprobar el reglamento de servicios portuarios. Si Fleckenstein consigue sacar adelante su nueva postura en el Parlamento Europeo, el reglamento podría acabar viendo la luz.
El año pasado, los ministros de transporte de la UE limitaron la apertura al mercado de los servicios portuarios. En un encuentro el pasado mes de octubre, apostaron porque fuera cada Estado el que decidiera hasta que punto liberalizaba el practicaje y no tocaron ni la estiba ni el pasaje. Únicamente se mostraron favorables de liberalizar el dragado y el tratamiento de residuos. Unas medidas que acotaron a los puertos de la red básica, es decir, a aquéllos que mueven más de 24 millones de toneladas al año.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu