miércoles, 22 de abril de 2015

En la ruta Asia-Norte Europa los buques de menos de 15.000 TEUs no son rentables

Con una ocupación del 90%, todos los portacontenedores que operan la ruta Asia-Europa habrían acarreado pérdidas económicas para sus operadores. 
Actualmente, los operadores marítimos están perdiendo dinero con el 85% de los buques portacontenedores que operan entre Asia y Norte Europa, incluso con plena ocupación, un porcentaje que engloba prácticamente la totalidad de los buques de menos de 15.000 TEUs que cubren este servicio.
Terminal de contenedores de Yangshan, puerto de ShanghaiAsí lo recoge el último informe elaborado por Drewry Maritime que señala, del mismo modo, que con una ocupación del 90% todos los portacontenedores que operan esta ruta habrían ocasionando pérdidas económicas para sus operadores en el mes de marzo.
Esta situación viene motivada por una caída de los precios de los fletes que se viene agudizando durante este 2015, con un descenso durante 11 semanas consecutivas en el establecido entre los puertos de Shanghai, China, y Rotterdamm, Holanda, que sitúa el indice de precios en marzo de este año en el más bajo desde diciembre de 2011. 
A 16 de abril, el Índice mundial de contenedores ha establecido la tasa promedio de los fletes en 480 dólares (450 euros) por TEU, aunque el informe de la consultora recuerda que el mercado ha visto precios más bajos durante 2015.
No obstante, es probable que el sector consiga mantener beneficios similares a los de 2014 debido, principalmente, a la reducción de costes por el descenso de los precios en el combustible y las mega-alianzas entre navieras, siempre y cuando esta caída de los precios no persista, puesto que estos dos factores no han sido suficientes para mantener la rentabilidad en el último mes.
La estrategia del sector 
Ante esta situación, en la que nueve de cada diez buques desplegados en la ruta Asia-Norte de Europa no son rentables, las compañías han optado por reducir el número de rotaciones este mes, con el fin de elevar el precio de la demanda disminuyendo la oferta.
Buena prueba de ello es que MSC haya retrasado el viaje inaugural previsto para el MSC Oliver, hermano gemelo del MSC Oscar, con capacidad para transportar 19.200 TEUs.
Ahora bien, esta táctica no puede ser una solución a largo plazo, ya que, en el mejor de los casos, contribuirá a que dicho índice se eleve durante poco tiempo, sin olvidar las tasas y servicios que los operadores ya tengan firmados con clientes, que ahora estos podrían querer renegociar.
En este contexto, desde la consultora afirman que “son malos tiempos para los operadores marítimos” y aseguran que las tasas de los fletes aún pueden descender más hasta que las compañías con mayores costes “se vean obligadas a tirar de capacidad”.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu