jueves, 19 de febrero de 2015

Sevasa aparca la firma del convenio y propone una tregua a los estibadores

  • Las terminales plantean un pacto de transición hasta conocer los planes del Gobierno para aplicar la sentencia europea en los puertos españoles


    Las Provincias 19/02/2015


    VALENCIA. La sentencia europea contra la exclusividad de los estibadores españoles en los trabajos de carga y descarga de buques vuelve a cruzarse en la negociación del convenio del colectivo en el Puerto de Valencia. Según informan a LAS PROVINCIAS fuentes de la Sociedad de Estiba y Desestiba del Puerto de Valencia (Sevasa-Sagep), la entidad ha decidido aparcar la búsqueda del acuerdo definitivo con los sindicatos para centrarse en un acuerdo parcial.
    El motivo es la importante cita del próximo martes, cuando el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, presenta a la Comisión Europea su propuesta para adecuar el régimen de la estiba en España al dictamen emitido por Luxemburgo. Mientras la lucha sindical se traslada a este ámbito -como se prevé en el sector- la mercantil propone una tregua en Valencia a los trabajadores, que han convocado 12 jornadas de huelga.
    «Este no parece el mejor momento para firmar el convenio», afirman fuentes de Sevasa en referencia a la cita del martes que viene. En efecto, el modo en el que se aplique en España la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) podría dar un vuelco a la negociación entre las partes, puesto que la sentencia abre la puerta a que las empresas estibadoras contraten al número de trabajadores que deseen, estén estos adscritos o no a una sociedad de la estiba.
    A la espera de conocer el texto de Llorca y sus consecuencias en los puertos españoles, las empresas proponen a los sindicatos una «solución transitoria» que pasaría por posponer la firma del convenio y alcanzar un «pacto de empresa» en el que se reconozcan los acuerdos ya alcanzados entre Sevasa y el comité de empresa y se aplace la negociación de los aspectos que generan fricciones, entre las que destacan las tareas complementarias de carga y descarga, el principal desencuentro entre las partes que llevó a los estibadores a realizar dos días de huelga.
    Desde Sevasa argumentan que el escenario sería muy diferente si la propuesta de Llorca desemboca en un conflicto estataltal y como prevé la sociedad-. 
    En caso contrario, los paros convocados por los trabajadores sólo tendrían lugar en Valencia, lo que a medio y largo plazo haría perder al recinto 350.000 movimientos al año, según estiman. Por ello, la sociedad confía en que los sindicatos acepten este pacto «razonable». Al respecto, el presidente del comité traslada que estudiarán dicho pacto «cuando exista una propuesta formal».
    Mientras tanto, se mantienen los doce días de huelga en el Puerto de Valencia que arrancarán el jueves 5 de marzo con 24 horas de huelga seguidas de otras tres jornadas (lunes 9, miércoles 11 y viernes 13) en las que la protesta se llevará a cabo en horas alternas. El 18 y el 20 de marzo se contemplan paros de 24 horas, mientras que el 23, 25 y 27 de marzo la protesta se hará de nuevo de forma intermitente. El desafío de los estibadores concluirá con 72 horas consecutivas de inactividad en las jornadas del 8, 9 y 10 de abril.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu