jueves, 22 de enero de 2015

Óscar Martínez: "Me siento engañado e indignado por la respuesta de las empresas"

Los estibadores valencianos van a mantener su convocatoria de huelga de 24 horas para el día 30 de enero después de que en la reunión de la comisión paritaria sectorial, reunida ayer en Madrid, no se alcanzara un acuerdo para desbloquear el convenio colectivo de la estiba del Puerto de Valencia. 

El presidente del comité de empresa de SEVASA ha asegurado sentirse "engañado e indignado" por la posición de la parte empresarial.


Diario del Puerto 22-01-2015


Según fuentes sindicales presentes en la reunión, después de la consulta realizada por las empresas, la comisión paritaria ha dado su visto bueno para que en el convenio colectivo de Valencia se negoce el ámbito funcional siempre y cuando las partes estén legitimadas. No obsante,s egún las mismas fuentes, la parte empresarial habría solicitado un aplazamiento de la convocatoria de huelga para seguir negociando qué actividades complementarias se incluirían en este ámbito.

Ante esta respuesta, los estibadores se han negado a continuar cualquier tipo de negociación y mantienen su convocatoria de huelga de 24 horas para el día 30 de enero e intermitente para las jornadas del 5, 6, 12 y 13 de febrero.

Fuentes empresariales, por su parte, han asegurado que es necesario analizar jurídicamente la respuesta de la comisión paritaria antes de pronunciarse en un sentido o en otro.

Según aseguró ayer a este diario Óscar Martínez, presidente del comité de empresa de SEVASA, "me siento engañado e indignado con la respuesta de las empresas; estábamos esperando el pronunciamiento de la comisión paritaria, que precisamente ha ido en la línea de lo que nosotros pedíamos y ahora salen con que necesitan un aplazamiento de la huelga para seguir negociando".

"Me parece una tomadura de pelo; quieren dilatar la negociación y no sé con qué intención. Nosotros no tenemos nada más que negociar porque ya está todo negociado y solo esperamos una respuesta: sí o no", aseguró Martínez.



Historia del conflicto
En la actualidad el único punto de discrepancia para cerrar el convenio colectivo del Puerto de Valencia es el referido a la inclusión en el ámbito funcional de las citadas tareas comerciales-complementarias.

Los estibadores tienen la intención de que el convenio recoja exactamente que en Valencia son ellos mismos quienes realizan las actividades complementarias referidas a recepción y entrega, embarque y desembarque de vehículos.

Las empresas han considerado desde el inicio que el IV Acuerdo Marco establece de forma expresa que las partes firmantes se comprometen a no negociar en los convenios de ámbito inferior o locales la modificación de los ámbitos personal y funcional, por lo que no estaban dispuestas a que el convenio colectivo valenciano estuviera en contra del mencionado Acuerdo Marco.

Con todo y ante la insistencia de los trabajadores, las empresas decidieron realizar una consulta a la comisión paritaria sectorial para saber si podían o no negociar el ámbito funcional que plantean los sindicatos.

La respuesta que ayer dio la comisión, ya conocida, no ha conseguido desbloquear la situación. Con todo, habrá que esperar a que las empresas definan exactamente su posición después de la reunión de ayer para saber si finalmente será posible un consenso que acabe con la convocatoria de huelga.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu