lunes, 19 de enero de 2015

Noatum CTV adaptará su terminal para acoger la escala de los grandes portacontenedores

El pasado jueves el "Morten Maersk" hizo historia en el Puerto de Valencia al convertirse en el buque más grande que jamás ha operado en el enclave. 

Diario del Puerto 19/01/2015

Con 399,2 metros de eslora y capacidad para 18.340 TEUs, el buque operó en la terminal de Noatum Container Terminal Valencia que, dando respuesta a las necesidades del mercado, ya ha iniciado un plan de inversiones para contar con los medios técnicos que permitan garantizar las futuras escalas de estos gigantes del mar. 

"El futuro de cualquier terminal de transbordos pasa por este tipo de barcos y, en ese sentido, las terminales van a tenerse que adaptar", afirmó Gustavo Ferrer, director de Noatum CTV.  




"No hay muchas terminales en todo el Mediterráneo que estén preparadas para operar estos barcos, por la manga y la altura que necesitan", explicó a pie de muelle el director de la terminal, "para ello es necesario hacer grandes inversiones y preparar la terminal, tanto en maquinaria de patio como en maquinaria de muelle". 

Y así lo está haciendo Noatum CTV. Contando con la ampliación del muelle Costa (las obras estarán acabadas antes de final de año, según previsiones de la compañía), "estamos analizando la reubicación de todas las grúas de la terminal y el recrecimiento de tres de las grúas que ya tenemos en la terminal", apuntó Gustavo Ferrer. 

Concretamente serán las grúas 12 y 13, que pasarán de 35 metros a 42, y la número 14 que pasará de 40 a 42 metros. Estas grúas estarán operativas antes del verano ya que los trabajos comenzarán el próximo mes de marzo y se espera que se prolonguen hasta junio.

Además, según avanzó Ferrer, Paceco está estudiando el posible recrecido de otras tres grúas. "Éstas serían hasta los 48 metros. Si no se pudiera hacer habría que pensar en adquirir otras nuevas", matizo el directivo. Básicamente porque si las terminales no están preparadas "se quedarán fuera de juego y verán como los barcos pasan por su puerta y no son atendidos", insistió Ferrer.

Algo más que grúas 
Por otro lado, el director de la terminal también recordó que buques como los triple E de Maersk exigen no sólo invertir en maquinaria de patio "sino también en productividad, productividad, productividad. 

Los costes de escala de estos buques son enormes y eso significa que hay que sacarle mucha productividad. La experiencia nos dice que la productividad de estos barcos baja un poco porque las distancias de cada ciclo de la grúa son muy largos, sobre todo si hay que remontar a cinco o seis alturas; por eso, habrá que pensar en cómo aumentar la productividad y la eficiencia de las operaciones. 

Habrá que pensar en nuevos sistemas operativos y en nuevas reorganizaciones de equipos de trabajo. 

En definitiva en todo aquello que deje satisfecho al cliente", detalló el director de Noatum CTV.

La 2M
Finalmente, preguntado sobre su valoración por la puesta en marcha de las rutas de la 2M (alianza de las navieras Maersk y MSC que escalará en Barcelona en febrero), Gustavo Ferrer se mostró precavido. "Todavía no podemos hacer un balance de cómo van a quedar todos los servicios, las compañías están reestructurando sus servicios y tenemos que esperar a final de febrero, principios de marzo, para saber exactamente cómo van a quedar todos los servicios y cual va a ser el tráfico se quede en el Puerto de Valencia".

Sobre las previsiones para este año, el directivo apuntó que el crecimiento de sus volúmenes de la terminal pasarán por el mantenimiento de transbordo, no por los tráficos locales, que son muy pequeños.


Schultz: “Noatum es capaz de asegurar el servicio a este tipo de megabuques”

Hoy
Procedente del Puerto de Felixstowe y con destino a Singapur, el jueves por la tarde arribó al Puerto de Valencia el "Morten Maersk". Como ya avanzó este Diario, el buque, un triple E, se convirtió en el barco más grande que visitaba el enclave que, al mismo tiempo, se convertía en el segundo puerto español en recibir a un buque de semejantes características.

En una escala extraordinaria de la compañía danesa, dentro del servicio regular AE2 (Asia-Far East 2), el "Morten Maersk" cargó equipo vacío (concretamente, realizó 1.500 movimientos) en la terminal del puerto valenciano.
Con motivo de la visita, Douglas Schultz, CEO de Noatum, entregó el viernes por la mañana una placa conmemorativa a la capitán del buque Lise Gaarslev. 
"Noatum CTV, que ofrece 2.300 metros de muelle y 19 grúas, es capaz de asegurar el servicio a este tipo de megabuques, con la profesionalidad y experiencia que requieren dichas operaciones", subrayó el CEO.
El buque, construido en el año 2014, tiene una eslora de 399,2 metros, una manga de 60 metros y un registro bruto de 194.849 toneladas. Además tiene una capacidad de carga de 18.340 TEUs. Estaba previsto que zarpara el mismo viernes.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu