miércoles, 28 de enero de 2015

Los operadores marítimos de contenedores aumentan levemente la velocidad de sus tráficos

Las navieras han subido ligeramente la velocidad en sus tránsitos, si bien la introducción de 42 nuevos mega-portacontenedores en los próximos seis meses presagia que la navegación seguirá siendo lenta. 

La navegación lenta continúa siendo la tónica dominante en el transporte marítimo de contenedores, ya que los operadores se benefician de las economías de escala y del ahorro en los costes que conlleva navegar a una velocidad inferior para la que los buques han sido desarrollados.
No obstante, la caída en el precio de los combustibles marítimos, motivada por el descenso del crudo, ha permitido a las navieras aumentar levemente la velocidad en el último mes, pasando de los 17,8 nudos de media registrados en diciembre de 2014 a los 18,5 nudos en enero de este 2015, según un estudio de Drewry Maritime.
En este contexto, la Alianza 2M, integrada por Maersk y MSC, se establece como la alianza con un mayor ritmo en la navegación, con 19,8 nudos de media en las operaciones hacia el oeste y 17,1 nudos hacia el este, mientras que la Alianza G6 es la más lenta, con una velocidad media de 17,5 nudos hacia el oeste y 15,3 hacia el este.
Sin embargo, desde la consultora, que ya avanzó en octubre que la navegación lenta continuaría por mucho que bajase el combustible, han señalado que estos datos son los aportados por las propias navieras en sus ofertas, por lo que teniendo en cuenta la escasa puntualidad de los portacontenedorescon sólo un 58% de las operaciones realizadas a tiempo, estas velocidades “no están garantizadas”.
Además, el transporte marítimo de contenedores ha experimentado una circunstancia excepcional en los últimos meses, y es que mientras el precio del combustible marítimo ha descendido un 50% desde junio, el precio del combustible necesario para cumplir con la nueva normativa ECAs es mucho mayor que el tradicional, por lo que los operadores experimentan los mismos costes que hace seis meses.
Así, el contexto actual hace pensar que el transporte marítimo de contenedores seguirá siendo lento, mientras que la repercusión de la introducción de nuevos mega-portacontenedores en las flotas continúa siendo difícil de predecir.
Entregas de nuevos buques
Con respecto a los nuevos encargos de las navieras que estarán listos para operar en los próximos meses, teniendo en cuenta sólo los buques con una capacidad superior a los 13.000 TEUs, este 2015 entrarán en escena un total de 42 buques, que supondrán un aumento en la capacidad de 686.000 TEUs.
La alianza 2M aumentará 193.000 TEUs su capacidad en sólo seis meses, con los cinco buques de Maersk entregados en abril y los seis de MSC en junio.
El aumento será aún mayor con los buques encargados por Ocean Three, alianza que aumentará en 282.000 TEUs, con la introducción de 16 nuevos megabuques.
También CKYHE aumentará considerablemente en marzo, un total de 210.000 TEUs, debido a los nuevos 10 buques de Yang Ming, y a los cinco de K Line.
Por otro lado, sorprende el hecho de que la alianza G6 no tenga ningún encargo realizado de este tamaño y, sin embargo, dos de sus navieras integrantes, MOL y OOCL, proyectan actualmente la construcción de portacontenedores de 20.000 TEUs.
En este sentido, cabe señalar que la mayoría de estos barcos operarán previsiblemente las rutas marítimas de Asia-Norte Europa, lo que conllevará que, a mediados de este 2015, dicha ruta cuente con tres nuevos servicios semanales, lo que aumentará aún más la amplia oferta que los cargadores encuentran para enviar sus exportaciones entre ambas regiones.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu