martes, 2 de diciembre de 2014

Llorca pasa examen, solo, ante los concesionarios.


"El plazo para ampliar concesiones, pasa de la noche de (los regalos) de Reyes a los San Fermines".Habrá circulares para matizar la norma.

Puerto y Navieras 02/12/2014



El presidente de puertos del estado explicó públicamente, por primera vez, ante los mismos que en enero de 2.013 le convocaron para pedir medidas paliativas, la ampliación de las concesiones. 

Habló a veces en clave, críptico, pero dijo muchas cosas. Advirtió que no se podía hacer mas, que los tráficos no habían caído tanto para ser "relevantes". Con los nervios de un examinando, al principio, paso a defender la reforma que se le critica. El alto cargo, el solo, frente a los concesionarios.

Solo se permitió una nota de humor al decir que el plazo para solicitar la ampliación de las concesiones actuales, se había ampliado desde la "noche" de los regalos de "reyes" a los "sanfermines".  Que no se sabia si era por los regalos o por la alegría de las fiestas del santo.

Al desayuno organizado por el Executive forum, acudieron: los patrocinadores: la plataforma de grandes terminalistas, Plataforma Ipe, Anesco, presidentes y cargos de asociaciones portuarias, de navieras, de servicios portuarios, presidentes de puertos, controladores, en fin lo mejor.

Escuchando atentos los mismos que a finales de enero del 2.013, pero entonces en sede ministerial pidieron audiencia y que provocaría los últimos cambios legislativos.  


Se enfrentó a dar explicaciones sobrefundamentalmente la norma que permite la ampliación de los plazos concesionales

Consciente de que los sentados ante su atril como beneficiarios de la norma de ampliación estaban muy interesados en ver el alcance la misma.

Llorca salió un poco disminuido, para lo que suele ser él, ya que trastabilló al leer las notas de su discurso en algunos pasajes. Como si de lapsus freudianos se tratase puntuaron su discurso en aquellos momentos álgidos cuando tocaba un tema espinoso, y le dieron mas "verité" a la cita. Y fueron muchos los temas espinosos que tocó Llorca. 

Desafió al respetable porque en algunos casos lanzó el guante, significándoles que no pueden estar descontentos.

Comenzó justificándose al enumerar las bajadas de tarifas, de bonificaciones y demás medidas para potenciar el tráfico en los puertos. Pasó de ahí a justificar la medida de las ampliaciones dentro de la política económica de los puertos diciendo que con ella se iba a entrar en un "bucle virtuoso", con mayores inversiones para los puertos. Pero tranquilizando que los puertos no iban a hacer más muelles, si no a invertir en seguir bajando tasas y costes, por que hay "sobrecapacidad portuaria", explicando así a los presentes que les hacia el favor de no aumentar la competencia haciendo más terminales en los puertos. 

Aquí aludió por primera vez directamente a las ampliaciones de las concesiones, trastabillando un poco porque entraba de lleno en la modificación del Real Decreto Legislativo 8/2014 sobre los plazos concesionales y titubeó, claro está, al citar la petición de inversiones a cambio de las ampliaciones concesionarias. Tema éste escuchado ávidamente por la concurrencia, que a lo que venía era a ver si de verdad el Real Decreto 8/2014 era de los que repartía trigo o sólo lo predicaba. Porque entre los terminalistas no se fían de Llorca, y Podemos está seguro a la vuelta de la esquina o si no Sanchipodemos que es lo mismo.

Entró entonces Llorca en la verdadera faena con todos los recursos. 

Es tal su conocimiento de la ley de Puertos que mareó con todo tipo de cifras, Llorca enseñaba el artículo 82 por un lado, el 82b por otro, y el 82 2.b por otroCuando no citaba la transitoria 10, como quien recita los nombres de sus hijos, que en verdad lo son.

Banderillas de fuego a los presentes

Citó cómo quien no quiere la cosa que con su modificación se evitarían tener que hacer las consabidas "trampas legales", así lo dijo, y añadió la palabra "subterfugios" para ampliar los plazos de las concesiones por la vía de ampliar el espacio concesional, agregarlo y después hacer una media. Destapando así a la concurrencia, tanto a autoridades portuarias como concesionarios que se las sabe todas.

Rectificándose

Aprovechó también para rectificarse a sí mismo e ir matizando el mismo Real Decreto Ley, o por lo menos ir lo interpretando. Fijó claramente qué tipo de inversiones hay que realizar y que incluso no deberían ser en conectividad. 

La madre del cordero.

Entró luego en la madre del cordero, que es la transitoria 10 para la ampliación de concesiones ya existentes. 

Ojo que si no serían ayudas de estado.

Expresamente dijo que la condición de pagar a cambio de ampliar el plazo no se le había ocurrido a él, sino que venía impuesta por la posibilidad de que se declarasen como ayudas de estado las ampliaciones, si no fuese suficiente además se justificó en que la ley 48/20013, obligaba a la reversión de las mismas y que de esta forma les lograba ahorrar a los concesionarios ese trámite, es decir, que tenían más que motivos para estar conformes.

Aludió al espinoso tema del "tasador". Se rectificó a sí mismo diciendo que la elección de tasador no podía ser cosa " a dedo", "digital", y que emitiría una circular para definirlo y que no se disparase el "coste de su informe", que paga el solicitante.

Llorca dijo que había ampliado el plazo para solicitar el cambio, desde la noche de Reyes al día de San Fermínes. No se sabe si por dar una segunda oportunidad a la noche de "reyes". Lo traía escrito.

Advirtió. Los tráficos no han caído tanto para ser relevantes para el rescate de concesiones.

Aprovechó los datos de los tráficos de los puertos, para decir que no "estaba de acuerdo" en que las caídas de los tráficos fuesen "tan relevantes", es decir para el que quiso entender: relevantes para motivar el rescate de terminales, por que estaban en máximos y superaban los de antes de la crisis.  

Para concluir, dijo que sabía de los problemas financieros que acosan a algunos y de que ya habían acudido a pagar sus deudas. 

Las caídas de tráfico no eran relevantes, el rescate no era necesario, y lo que pasa es que hay dificultades financieras. Fijo el marco de la norma.

Anunció que el mes de octubre en los tráficos estaba siendo extraordinario con crecimientos del 8 al 10%.

No hay más.

Llorca se llego a decir que "hay cosas que no son posible hacer desde el punto de vista legislativo y no pueden ser". Con lo que vino a decir que no se podía hacer más.

En conclusión.

Llorca pasó la revalida, defendió la norma como pudo, ante los asistentes y ante si mismo; y anunció muchas matizaciones en la fórmula de tasación, el tasador y el control vinculante de puertos del estado del proceso. Recordando que las ampliaciones eran "discrecionales" por parte de las AA.PP y que lo seguirían siendo.

El desayuno sirvió para otras gestiones, saludar y ser saludado. Confirmar la salida de históricos como Javier Expósito de Anesco, la renovación de esta patronal, y hasta hubo tiempo para el reencuentro entre Lorente y Schultz que negociaron en el Palace el desacuerdo entre Noatum y MSC. 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu