miércoles, 3 de diciembre de 2014

Aquí nadie conoce la sentencia de la estiba.


El juego de no destapar la sentencia de la estiba.
Por los Fareros.



Puertos y Navieras 03/12/2014

Nunca se había visto nada igual donde tantos conocen ya la sentencia de la estiba y tan celosamente guardan todos sus cartas.

Los rumores crecen de que Coordinadora tiene el texto de la sentencia, desde la semana pasada, obtenido por su poderosos lobby en Bruselas. Puertos del Estado y su presidente también la tienen y evidencia su conocimiento por sus deslices.

La sentencia que ha tenido que ser traducida a un multitud de lenguas de la UE, hasta el búlgaro, y después estos textos cotejados con el texto original, llevan viajando de mano en mano desde hace un mes por el tribunal de Luxemburgo. 

Imposible que ya no se hubiese filtrado, salvo que los que la tienen ninguno quiera que se filtre.

Coordinadora no quiere que esta se filtre ya que mientras tanto negocia con Puertos del Estado como salvar la cara. Puertos del Estado igualmente no quiere que esta se filtre hasta el día de su lectura para así poderse dar un margen de cuatro o cinco semanas más de cara a loscambios que deberá acometer durante los seis meses de plazo que le da la sentencia. 

El 11 de junio de 2015 tendrá que haber tomado las medidas necesariaso afrontará una multa de la UE. Entre tanto cada día cuenta y estos son importantes para los protagonistas.

Los terminalistas, Anesco, y P-IPE no quieren filtrar la sentencia al estar en juego el convenio colectivo de la estiba en Valencia en el que se juega mucho. Lo mismo Coordinadora.

El problema no va a estar tanto en el texto de la sentencia sino en las interpretaciones de la misma que cada uno le va a dar. 

Como en las elecciones, atención por que todos van a ganar.

Una lectura muy negativa para Coordinadora le obliga a firmar el convenio de Valencia antes. En el caso de las empresas estibadoras de Valencia el juego es muy fino. En ese caso las tres grandes empresas que utilizan estibadores son dos terminales, Noatum sobre todo, que es la pública, TCV y MSC. 

El juego está en que si se firmase un convenio colectivo de la estiba en Valencia que obligase a los tres significaría que las dos terminales de estibadores profesionales como el grupo Pérez Maura y Noatum podrían obligar a MSC a las mismas condiciones de contratación de estibadores por encima de lo que pudiese obligar por lo bajo la sentencia de la estiba de la Unión Europea.  A Coordinadora le conviene y mucho un convenio local que refuerce el IV Acuerdo Marco que puede salir mal parado de la sentencia.

Aquí radica el problema. En la reacción de cada protagonista a la sentencia de la estiba. Los más proclives a obtener beneficios, de inmediato, de la sentencia de la estiba son aquellas navieras que operan en ámbitos ajenos a los contenedores donde se utiliza un mayor número de estibadores y es más fuerte Coordinadora.

Las navieras por ejemplo de carga rodada que también se ven obligadas a usar portuarios aunque ya tienen muchos en régimen laboral común van a ser las primeras en que adhiriéndose a la puerta de la contratación de estibadores por otras vías lo hagan formándoles y dejando de utilizar a los del censo de las SAGEP. Es decir, fundando sus propias SAGEP. Ya se están preparando a marchas forzadas.

Coordinadora perderá como en Cartagena el monopolio de la formación de estibadores, un gran negocio futuro.

EL CONFLICTO MAYOR

El conflicto puede desbordarse a gran parte del censo dependiendo del movimiento de las grandes navieras, y de las grandes alianzas. MSC que ya opera en Valencia con un modus operandi "suigeneris" de gratificaciones particulares por rendimiento, a los estibadores que trabajan en sus turnos podrían trasladar este mecanismo atractivo a su propia SAGEP. En principio no muy dolorosamente pero clarísimamente produciendo un efecto de separación en las SAGEP.

Aquí radica el problema de interpretaciones con la sentencia.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu