martes, 11 de noviembre de 2014

El complicado relevo en el Puerto

La ausencia de candidatos deja a los empresarios fuera de juego en la sucesión de Rafael Aznar
Las Provincias 11/11/2014
Encontrar un nombre de consenso para sustituir al presidente del 
Puerto de Valencia está resultando más complicado de lo que a 
priori cabía pensar. A pesar del interés de los empresarios por que 
el sustituto de Rafael Aznar tenga un perfil más económico que 
político, son muy pocos los que están dispuestos a dar el paso. Las 
exigencias del puesto, las renuncias que requeriría o el ejemplo del 
desgaste que está sufriendo el presidente actual provocan que los 
empresarios no tengan una postura común sobre quién debe 
ponerse al frente de una institución crítica para la economía 
valenciana.
Las posturas dentro del propio consejo de la Autoridad Portuaria de 
Valencia (APV) se dividen entre quienes asumen  que el anuncio 
del Consell de que Aznar sería relevado esta misma semana les 
obliga a pactar una propuesta si quieren jugar algún papel en el 
relevo o quienes, por el contrario, consideran que la ausencia de 
perfiles cualificados es un argumento a favor de la continuidad de 
Aznar.
En el primer grupo estarían, entre otros, el presidente de laCámara 
de Comercio de Valencia, Salvador Navarro. El primero tenía tan 
claro que Aznar debía ser apartado en caso de imputación que se 
llegó a proponer a él mismo para sucederle.
Fue uno de los primeros nombres en sonar, hace ya meses, 
aunque ahora él mismo se descarta. En su contra pesaba la falta 
de conocimiento sobre el sector, entre otros factores.
Muy distinto es el caso del empresario Salvador Navarro. 
El presidente de los empresarios valencianos que procede del 
ámbito logístico, sería el candidato propuesto por las grandes 
empresas del sector. En lo últimos meses, Navarro ha ganado 
peso entre los principales terminalistas del puerto: Noatum, 
MSC y TCV, llegando a actuar incluso como facilitador del 
acuerdo entre empresas y los estibadores para cerrar el 
convenio de la estiba. No obstante él insiste en quedar al 
margen.
Aparte de quienes se ocupan más o menos activamente de influir 
en la sucesión de Rafael Aznar, existe un sector del empresariado 
que, si bien no ve con buenos ojos su relevo, tampoco ejercerá su 
influencia para evitarlo. Al frente de este grupo está el presidente 
de AVE, Vicente Boluda, y algunos otros consejeros del Puerto. En 
opinión de este, cambiar de presidente no es lo más idóneo en este 
momento especialmente delicado para el recinto por la bajada de 
tráficos del primer semestre o la ausencia de pacto social.
No vemos a nadie. Se requiere alguien que esté especializado en 
el sector yn eso requiere muchos años de experiencia que las 
cosas se reconsideren y se actúe de cabeza, no con visceralidad, 
apunta un destacado dirigente
No están por la labor
Los empresario no están por la labor de asumir un puerto en el que 
luego les van a examinar de arriba a abajo. No toca desestabilizar 
una institución tan importante, apunta otro empresario y consejero, 
quien critica que se equipare la destitución de Aznar con la del 
Presidente del Puerto de Alicante, Jose Joaquín Ripoll.
Así las cosas gana enteros la opción de un relevo temporal. No 
sería descartado que el actual director general, Ramón Gómez 
Ferrer, pudiera asumir la presidencia en funciones hasta las 
elecciones autonómicas de mayo.
Salvador Navarro, uno de los candidatos propuestos por las 
grandes terminales, insiste en descartarse.
El nombre de Carlos Eleno, director general de Transporte, es uno 
de los pocos que circulan.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu