miércoles, 29 de octubre de 2014

Los puertos de Barcelona, Marsella y Génova reclaman inversión a Bruselas para reequilibrar los tráficos del Mediterráneo y del norte de Europa


Reaccionan con un comunicado a la presión que están ejerciendo los puertos del Norte para frenar las inversiones en enclaves "periféricos"


El Vigía 28/10/2014

La asociación Intermed, que conforman los puertos de Barcelona, Marsella y Génova, emitieron ayer un comunicado para demandar a la comisión Europea su voluntad de participar en el debate sobre el destino de los fondos de la Red TransEuropea de Transporte, así como su disposición para convencer en Bruselas sobre "el papel clave que los puertos del Mediterráneo pueden jugar en la construcción de un sistema competitivo de transporte de mercancías europeo". 

Y alertan a la Comisión de que "la alternativa portuaria del Mediterráneo representa una oportunidad por el sistema de transporte europeo que, si se ignora, puede comprometer su conectividad, competitividad y la oportunidad de hacer frente a los retos medioambientales de los próximos años".

La respuesta de estos enclaves se produce apenas dos semanas después del comunicado emitido por los puertos de Rotterdam, Amberes, Hamburgo  Zeebrugge, Bremen, Amsterdam, Groningen y Moerdijk, con el que estos puertos del Norte trataron de presionar a la Comisión para limitar la asignación de fondos comunitarios al Sur, y en el que alertaban a Bruselas de que “una política de inversión centrada en los puertos periféricos provocará un rendimiento insuficiente de las inversiones públicas”.

La reacción de los tres puertos del Sur de Europa es contundente ante las críticas mostradas por los puertos del Norte. "La región Mediterránea -aseguran- es el presente y el futuro de la logística; no nos tenemos que focalizar en el pasado y restar esclavos de la historia". 

"La nueva red TEN-T es una oportunidad única de la logística europea para conseguir una red de transporte menos congestionada y más eficiente y sostenible", consideran desde Intermed, que reclama el apoyo de las políticas y fondos europeos "para conseguir un sistema logístico y de transporte equilibrado que incluya dos fachadas portuarias (Mediterráneo y norte de Europa) que garanticen un acceso equilibrado, eficiente y sostenible a los los mercados europeos".

El argumento de estos tres puertos es que la posibilidad de distribuir los buques y las escalas en dos franjas portuarias reduce la necesidad de inversiones adicionales en infraestructuras, alivia la amenaza de congestión portuaria, limita la demanda adicional de espacio y restringe otros efectos medioambientales. Y apunta, además, a factores de fortaleza en el sur de Europa. 

"Los costes laborales pueden ser más reducidos en los puertos mediterráneos que en otros puertos europeos; la gestión de terminales y la manipulación de la carga han sido liberalizadas de forma general; y la transparencia, fiabilidad y productividad han mejorado considerablemente".


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu