viernes, 31 de octubre de 2014

La jugada del Convenio Colectivo de Valencia.


El Convenio Colectivo de la estiba de Valencia ha entrado en su punto álgido. Tras meses de negociaciones entre bambalinas y detrás del escenario, ahora todos los sindicatos se han visto las caras en la mesa negociadora. 


Puertos y Navieras 31/10/2014



Sevasa ha entregado todo un convenio nuevo no una plataforma de negociación, como se hacia antes.

El Convenio Colectivo de la estiba de Valencia es uno de los más importantes de España. Dada la proximidad de la renovación de este convenio a  "la muy inminente" sentencia contraria a la estiba del Tribunal de Luxemburgo, según Llorca, la negociación del mismo cobra una tremenda importancia. 

Es más importante además porque es un test para Coordinadora de extraordinarias proporciones. Ya se ha fijado el preaviso de constitución de la mesa para las elecciones sindicales en Sevasa, que son el 12 de diciembre a partir del cual, se inicia el proceso electoral.

Las elecciones fácilmente se irán a un mes y medio después, a febrero de 2015 seguramente. 

Cuando según Llorca ya se tendrá una sentencia del Tribunal de Luxemburgo sobre la estiba.

La empresa dominada por el mayor empleador del Puerto de Valencia, que es Noatum, que ha tomado la voz cantante ya abiertamente, presiona para obtener concesiones de Coordinadora, que es el actual sindicato dominante de una forma u otra. Ahora salvo por la sentencias a la vista puede ser menos fácil.

A primeros de este año con una mayor incertidumbre económica y menos jornales, la presión sobre Coordinadora fue máxima y los estibadores llegaron a criticar las declaraciones del coordinador Antolín Goya en la misma Valencia, que era proclive a la firma de un convenio, cediendo algo.

En Noatum que a su vez está presionadísima por su principal cliente MSC que ha desplazado, tanto a su terminal como a Sines, tránsitos para obtener mejores condiciones económicas de Noatum; necesitan sus directivos lograr un avance en la negociación del convenio. Una mejora de rendimientos que son los más bajos del puerto de Valencia

Coordinadora, por otro lado, necesita presentarse a las elecciones con algún logro tras su periodo dominando el Comité de empresa. Sobre la mesa hay importantes cuestiones económicas: en primer lugar, atrasos que los estibadores manifiestan les debe la empresa. Por parte desde la empresa quieren aumentar la productividad, reducir alguna remuneración extraordinaria, pero sobre todo presentar el convenio como un avance en la negociación con los estibadores españoles.

En escena, han entrado los sindicatos ahora minoritarios pidiendo paso y sitio en la mesa negociadora, lo cual no se ha podido negar ni por Coordinadora ni por la empresa y, por tanto, desde ahora, la mesa negociadora sindical se reúne con todos sus participantes la próxima vez: el martes 4 de noviembre.

Coordinadora tiene entre sus argumentos frente a Noatum, la incertidumbre que causa el movimiento del Frente Portuario, una especie de Podemos estibador que promete tener presencia a partir de las elecciones de enero / febrero del próximo año. El argumento es que la empresa y Noatum les va a salir a cuenta negociar con un sindicato centrado y sensato como es Coordinadora. Al puerto también le interesa que se mueva ficha y que haya estabilidad antes de que alguna sentencia perturbe aún más las cosas.

Así, todo estaba predispuesto para una escenografía benévola de firma del convenio, devolución de atrasos, subida, más censo, etc...

Un triunfo para todosUn texto que valiese a cada uno para venderlo como un éxito a su parroquia: el puerto ante los políticos y Puertos del Estado, la empresa como un paso de gigantes en la mejora de la productividad y el sindicato como la recuperación de unas cantidades económicas, más censo, y subidas.

Todo esto lo ha trastocado la estrategia del resto de sindicatos, que al pedir su presencia, están introduciendo su propia agenda en la negociación y, de momento, esperan demostrarle al colectivo de estibadores que sus intereses están mejor defendidos con ellos que con Coordinadora.

Lo que está claro es que si el señor Llorca está bien informado y la sentencia negativa sobre la estiba llega en este año, inevitablemente se llegará a unas elecciones sindicales en el puerto de Valencia, las primeras con el nuevo marco jurídico, donde la alternativa más aguerrida y dura del Frente Portuario puede capitalizar las necesidades de los estibadores por un fortalecimiento de sus posturas y no por la política última de Coordinadora de aproximación.  


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu