lunes, 13 de octubre de 2014

La calma antes de la tormenta. Los presupuestos de puertos a la espera de la sentencia de la estiba.


Llorca presentó los presupuestos de Puertos del Estado ante los diputados en la comisión de Fomento el pasado martes día 7, con una mezcla de medias verdades.


Puertos y Navieras 13/10/2014
Por los Fareros.


 
  El presidente de Puertos del Estado es audaz hasta la provocación y con una oposición vergonzosamente in absentia, dibujo el panorama que quiso.

  Basa sus presupuestos en un crecimiento del 5% del tráfico como el que dice que se va a dar a final de año, cuando el tráfico está bajando al 4%.

 Da por seguros, los presupuestos, cuando al mismo tiempo dijo que la sentencia de la estiba,  es "extremadamente inminente" -" por supuesto antes de final de año"-, y seguramente condenatoria. Lo que pondrá boca abajo todo el sistema portuario español declarando ilegal el sistema actual, haciendo que el estado rescate a las SAGEPS con el dinero de todos. Un alarde de optimismo.

   Al mismo tiempo que pide reflexión y acciones preventivas al resto de la comunidad portuaria, sus presupuestos no contemplan ni un euro para el previsible pasivo social que se acabará comiendo el Estado.

   Dijo que los presupuestos de los diversos puertos se habían aprobado con total unanimidad. Esto lo dijo con el retintín del que acababa de eliminar a la única voz discrepante, la del presidente del Puerto de Cartagena.

  Planes de empresa que se hacen con la "pistola" encima de la mesa apuntando al sueldo variable de los presidentes y directores.

   Llorca después se extendió en una prospectiva completamente de fantasía, haciendo cábalas sobre lo que los Puertos españoles necesitarán en diques de abrigo de aquí a 30 años manifestando que la capacidad actual de movimiento de contenedores es de 28 millones de TEUS cuando el tráfico no llega a 14. Vino a decir que hay un 40% de sobrecapacidad en los puertos, justificación que hilvanó más adelante con la necesidad de ampliar los plazos concesionales a los que añadió excusas ‘non petitas’ como que en Europa los plazos concesionales eran de media mayores e incluso en algunos casos no había límites fijados por ley.  

  Todo ello para justificar lo injustificable regalar los puertos como se va a hacer con Aena pero sin el menor ruido.

   En todo su argumentario, a los disminuidos diputados, ya que solo asistieron los suyos y los de un partido Socialista en retirada, nunca citó la palabra ni 50 ni 75 años, como queriéndoles hurtar las cifras a las que se puede llegar con la nueva reforma de la ley de puertos en las concesiones. 

  Llorca ya hizo notar al presidente de la comisión que no veía en la misma a los representantes de los partidos minoritarios, una forma elegante de decir que no veía a las rojas diputadas de Izquierda Unidad y el Bloque Nacionalista Gallego, que suelen la única guerra. Pero tampoco estaban en la sala ni el rencilloso Simancas, ni la Chacón que de vez en cuando aparece, ni el andaluz Pezzi, que con su gracejo es capaz de soltar andanadas a la línea de flotación. Por el PSOE solo un manso Román Ruiz al que Llorca caló desde el principio agradeciéndole su estilo y buenas palabras.

  Si este va a ser el PSOE de Pedro Sánchez en la comisión de Fomento, apaga y vámonos.

   Dijo una cosa y la contraria, que los puertos iban a crecer y mucho, pero que los concesionarios estaban en dificultades. ¿En que quedamos, hay que rescatarlos o darles la enhorabuena? Dijo como siempre se dice que los puertos españoles están en una extraordinaria posición, para después tener un lapsus y confundir la palabra riesgo con récord, cuando iba a decir que los puertos españoles iban a terminar con un récord de tráfico portuario.

  Dada la poca beligerancia del solitario diputado del PSOE, Llorca se mostró magnánimo y aceptó que había riesgos en los movimientos de contenedores, ya que MSC estaba pulverizando la terminal de Las Palmas, de rebote dándole un golpe a Valencia y que solo los problemas de congestión en Gioia Tauro había volcado más contenedores en una Valencia azotada. O que Mol ya no escalaría en el mediterráneo.

  De todo lo que dijo se dedujo que la gran ganadora de todo esto es Algeciras donde algunas veces ya no caben los buques y tienen que utilizar los de su competidora TTI.

  Después de ufanarse por activa y por pasiva de la mejora en los fondos de maniobra de los puertos y de la mejora de rentabilidad en muchos de ellos olvidándose de la extremadamente precaria situación de rescate del Puerto de Gijón, Langosteira y Málaga, pasó a seguir justificando la ampliación de las concesiones por tener que invertir más en lo que dijo "costosísimas" terminales automáticas más que en diques de abrigo, pero a renglón seguido enumeró los porcentajes de gasto para diques de abrigo contradiciendo la política enunciada con inversiones desde el dique de Langosteira, Almería, Tenerife, Algeciras y bastantes más. Las obras en muelles y diques de abrigo superan el 35% de las inversiones portuarias.

  Por último, y visto que el PSOE estaba en inferioridad tanto en número como en equipo, lanzó la acusación de que en su etapa el partido socialista había firmado una cláusula secreta por la cual el concesionario de la línea Gijón-Nantes podría dejar la explotación a partir de los 4 años. 

  Si es asi que sus funcionarios calculen el lucro cesante y el perjuicio económico y que lo envie a la fiscalía.

   Llorca llamó a esta cláusula de aparición misteriosa y que solo ahora se habían dado cuenta en Puertos del Estado. El diputado del PSOE ni parpadeó y se lo tragó todo.

Los Fareros son un grupo de opinión de altos funcionarios de puertos entre los que hay presidentes y directores de puertos.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu