miércoles, 24 de septiembre de 2014

La normativa reguladora para el conjunto de los puertos europeos se desvanece

Los Estados Miembros de la UE debaten una propuesta reguladora de la Comisión, que incluiría una supervisión de las ayudas estatales concedidas a los puertos, y plantean dejar fuera de la misma los servicios de carga y pasajeros.
La lista de los 329 puertos que la UE quiere incluir en el Mercado Simple Europeo
se puede descargar en este enlace (está disponible en formato pdf, en inglés, de 12 páginas, 389 Kb).
Muelle Juan Carlos I en el puerto de Algeciras.
Durante los últimos meses se viene debatiendo en el seno de la UE los pormenores de un nuevo reglamento regulador para los puertos europeos, por el que se introducirán normas comunes a 329 puertos con respecto a la transparencia de la financiación pública y el acceso al mercado de los servicios portuarios. Sin embargo, según denuncian desde la asociación europea de navieros (ECSA), dicha reforma se encuentra ahora mismo “estancada”.
En 2013, la Comisión Europea estableció entre las prioridades de su agenda política una serie de estrategias orientadas al desarrollo de competitividad de los puertos europeos, promoviendo acciones conjuntas entre los mismos lo que, junto a la integración de la Red Transeuropea de Transporte, lograría optimizar la eficiencia del transporte en la UE.
Sin embargo, en marzo de este 2014, el eurodiputado Knut Fleckenstein, en nombre de la Comisión Europea, anunciaba que la regulación del mercado que se proponía para los puertos sería suspendida hasta después de mayo, una vez que tuviesen lugar las elecciones al Parlamento Europeo.
Desde entonces, los Estados Miembros han estado discutiendo en el Consejo de Ministros la exclusión de los servicios de carga y pasajeros en la normativa reguladora, así como los servicios de pilotaje.
Por otro lado, las deliberaciones del Consejo se están centrando en si dicho reglamento se aplica a los 329 puertos previstos, o solo aquellos incluidos en la red TEN-T, que engloba a los principales puertos de Europa.
Ante esta situación, es posible que la nueva normativa reguladora quede reducida a un pequeño ámbito de aplicación que haría la misma más simbólica que efectiva. En España, por ejemplo, de los 37 puertos que el Parlamento había propuesto incluir, solo doce estarían integrados en la red TEN-T.
Una oportunidad que se está perdiendo
Desde ECSA entienden que las discusiones y trabas que los Estados Miembros están aportando no hacen sino diluir la posibilidad de una política unitaria en los puertos europeos, solicitando la reducción del ámbito de aplicación de la misma, y reduciendo la información destinada a aquellos otros agentes que trabajan en el sector marítimo.
Esto incidirá negativamente en asuntos relacionados con la política de puerto, las conexiones de carga con el interior del país, la eficiencia de los procedimientos administrativos y las cuestiones ambientales.
Además, los gobiernos estatales también se han muestran en contra de que un organismo europeo, creado para tal efecto, llevase a cabo la supervisión para la correcta aplicación de la normativa.
Por su parte, desde ECSA han solicitado a los eurodiputados que reconsideren su enfoque y apuesten por un modelo normativo que aumentaría la transparencia y la eficiencia en los puertos.
Proteger a los operadores portuarios
Según señalaban desde la UE en el documento ‘European Ports: an engine for growth’, la regulación propuesta contempla la modernización de la norma con el fin de proteger a los operadores portuarios contra la competencia desleal y las incertidumbres legales, ayudando a atraer a los inversores.
La adopción de la regulación ayudaría a proporcionar una mejor asignación de los recursos públicos y de la aplicación eficaz y justa de las normas sobre ayudas estatales en los puertos.
La UE ha estimado que la normativa podría ahorrar 10.000 millones de euros a la economía europea antes de 2030.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu