viernes, 29 de agosto de 2014

Una reentrada logística más optimista, a pesar de los nubarrones.



Los nubarrones de la crisis con Rusia en Ucrania, el menor crecimiento de Alemania y Francia y cierta ralentización en China, no parece que vayan a ser suficientes para detener la inercia positiva de la economía española.




Por Armando Estrada, editor e ingeniero de caminos.



Finaliza una temporada de verano y unos primeros ocho meses del año 2014 con resultados positivos en el consumo interno. A pesar de no haberse recobrado las rentas disponibles, la mejora de la confianza del consumidor se ha traducido en un aumento del consumo privado, significativo, dada la atonía de los últimos años, y la contención o bajada de salarios.

Si a eso se añade el aumento del turismo exterior (que ha rondado el 7% batiendo récords, aun con menores estancias y gasto por turista) y un repunte del turismo interior, que aunque se contiene se desplaza, el saldo del movimiento de mercancías y de la logística ha sido muy positivo.

Quedan todavía muchas incógnitas en el camino, hasta que no se recobren de forma importante las rentas disponibles y descienda el paro. Pero es esperanzador el aumento lento pero visible de la confianza del consumidor. En cuanto a la logística, el transporte y el almacenamiento, los primeros ocho meses del año han visto un constante crecimiento de la cifra de empleo, descenso del paro, nuevas contrataciones e incluso la contratación de naves logísticas.

La mejora en el consumo clara aunque débil, y aunque dista muchísimo de las cifras precrisis, augura una mejor campaña de otoño y Navidad.

Las importaciones de puertos claves como Valencia y Barcelona aumentan desde China con fuerza, y eso a pesar de una ralentización del comercio internacional, y teniendo en cuenta que el volumen de la campaña de navidad se ha decidido ya y la mercancías está en curso de fabricación o de llegada a lo largo de septiembre, estos aumentos son precursores de un mayor estocaje de mercancías.

Campaña de otoño y Navidad que, en cuanto al aprovisionamiento logístico, ya está decidida por la compras tempranas de mercancías y su aprovisionamiento desde los lugares de fabricación como el Extremo Oriente.

También ha mejorado mucho la logística de las múltiples plataformas de tránsito que hay en España. El aumento del trafico portuario de tránsito de contenedores en puertos tan significativos como Algeciras, el movimiento de automóviles en Valencia y Barcelona, y en general el aumento de exportaciones por vía marítima, también alimentan un necesario crecimiento económico.

Lo mismo se puede decir respecto al movimiento de carga aérea, que ha estado progresando cerca de los dos dígitos por los aeropuertos hub. Aeropuertos que en España sirven principalmente al textil de Inditex, pero también a la importación y exportación de fruta, verdura y otros productos.

Por tanto, las operaciones logísticas están empezando a funcionar con cifras de ocupación, tanto de almacenes como de sistemas de transporte, ya por encima de los mínimos que las llevaban al filo de la navaja de las pérdidas.

Es por ello que la temporada logística comienza mejor.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu