lunes, 30 de junio de 2014

Nace la plataforma de inversores portuarios, PIPE separada de Anesco.

Angel Pérez Maura su presidente y José Luis Almazán su vicepresidente ejecutivo
Puertos y Navieras 30/06/2014

La nueva plataforma tiene de presidente a Ángel Pérez Maura y de vicepresidente ejecutivo a José Luis Almazán, el anterior director de la autoridad portuaria de Melilla, y representante del Fondo  Australiano que tiene el 22% de TCB. 

El resto de empresas que conforman PIPE son las cuatro siguientes: Noatum, Bergé, Ership y Algeposa.
Como se venía adelantando desde este medio no se ha producido totalmente una escisión en Anesco, la asociación de empresas estibadoras y consignatarias de España, pero ha nacido una nueva asociación separada de ella para defender los intereses de losterminalistas, grandes inversores, en los puertos españoles. 

La asociación nace, con vocación de lobby, para defender los intereses de las terminales grandes que han hecho importantes inversiones antes de la crisis y que ahora necesitan un marco diferente de actuación, según Almazán. 

Sobre todo de cara a temas como la ampliación a 50 ó 70 años de las concesiones donde hay una importante diferencia de criterio respecto a otros miembros de Anesco y concesionarios de puertos.En esta asociación que lleva 6 meses gestándose no han entrado todavía Hutchison el inversor de la terminal Best de Barcelona, ni significativamente la terminal de Algeciras de Maersk, ni TTI, ni MSC. 

Aunque fuentes de PIPE han manifestado que mantienen conversaciones tanto con Maersk, como con TTI,  como con Hutchison. El que parece estar descartado de entrada es MSC porque según estas fuentes tiene una terminal dedicada.

Anesco no ha logrado que esta asociación nazca dentro de su seno y no ha logrado frenar esta especie de secesión. A pesar de que ha reformado sus estatutos recientemente para que haya diferentes secciones y un peso diferente a la hora de votar. Esto no ha sido suficiente. 
Desde Anesco, que ha estado negando la posibilidad de que una asociación de este tipo naciese, han manifestado que ahora que es una realidad, puede que no sea negativo para el colectivo.

La realidad es que hay un importantísimo conflicto de intereses entre inversores grandes y pequeños. Entre inversores que han hecho inversiones, inversores que las van hacer e inversores que no necesitan hacer ninguna inversión. 
Entre miembros de Anesco pero también entre navieros, y otros concesionarios de puertos que están atentos a los requisitos que puertos del estado piensa pedir en el esperado Real Decreto.R.D. del Ministerio de Fomento con texto redactado por Puertos del Estado en el sentido de permitir la ampliación de los plazos concesionales a 50 años tanto para las nuevas como para las antiguas, pero exigiendo unas inversiones mínimas en las mismas para poder otorgar estos plazos concesionales mucho más largos.

Lo filtrado por OPPE, no convence a algunos colectivos, tampoco en Anesco, como en PIPE. Ya que algunas de estas exigencias de Puertos del Estado de poner más dinero no se ven ahora posibles. Para algunos, cuando la situación de alguna terminal es complicada y pierde dinero, no puede ser posible que el Estado les pida mayores inversiones para lograr una ampliación de los plazos.Por eso nace PIPE, para ser una voz más concreta de los grandes inversores, y que no "haya que reunir a todos los concesionarios de puertos, cuando las inversiones las hacen unos pocos, relevantes".

Aquí se ve la difícil situación de las condiciones de cada concesión; porque hay terminales como Best, la terminal de Hutchison, en Barcelona, que no tiene reparo en seguir invirtiendo en su segunda fase de acuerdo con el plan establecido.Lo mismo ocurre con Noatum que tiene un grave conflicto con la autoridad portuaria de Valencia a cuenta de los tráficos que figuraban en el plan concesional y de las prebendas que a su juicio obtiene MSC de la AAPP y donde también se prevén inversiones a medio plazo.La plataforma PIPE lo que desea es que se deje al libre mercado la operativa portuaria y las inversiones y que no se concedan más concesiones de terminales portuarias, sobre todo de  contenedores, se congelen las actuales para permitir que ganen dinero los inversores de acuerdo con sus planes originales antes de la crisis. 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu