miércoles, 11 de junio de 2014

El puerto de Barcelona exige que se "aclare" que trabajo pueden hacer los estibadores con los coches.


Durante la jornada de logística de vehículos terminados en el SIL, se produjo por primera vez una critica pública a la actual redacción de la ley de Puertos respecto al trabajo portuario con los coches. El director del puerto de Barcelona lo hizo de forma mesurada pero reiterada. "Que se aclare, o que se vuelva a redactar" vino a decir.

Puertos navieras 06/06/2914

Aclarar y definir el problema de la estiba en los coches.

Carbonell sorprendió solicitando a quien fuera menester, es decir, al presidente de Puertos del Estado, que aclare y -si es necesario- redacte de nuevo el artículo que regula las competencias en caso de la manipulación de vehículos por parte de los estibadores.

Carbonell reiteró que no solicitaba que se modificase de entrada la ley, sino que se aclarase y si hacía falta que se volviese a redactar el célebre artículo al que se agarra Coordinadora para hacer retener las competencias del movimiento de automóviles y vehículos en las campas portuarias. Carbonell fue más lejos, solicitando que se permitiese el trabajo de empresas en las campas portuarias dentro y fuera de los recintos de los puertos.

Carbonell también pidió que si podía lograr nuevos tráficos de Centroeuropa con objetivo de dar más trabajo a los puertos.

Luis Rafecas, el director de logística de Ford se quejó de dos cosas, el incumplimiento electoral de Rajoy de no revisar las fiestas y puentes en España, que dijo que eran excesivas y de que el nivel de formación de los titulados superiores dejaba mucho que desear y que tenían que eliminar a una gran parte de los candidatos porque no tenían el más mínimo nivel.

Promesa incumplida de eliminar festivos entre semana, como otras veces el director de Logística de Ford también puso la elocuente transparencia con las palabras del presidente del gobierno actual, Mariano Rajoy, prometiendo el paso de los festivos entre semana a los lunes y a los viernes. Dijo que ni una sola de esas promesas se había cumplido.

Por otro lado, Abraham Peralta de Transfesa, dijo que la diferencia entre llevar un coche en un tren de 400 metros cuadrados y en otro de 700 es de dos euros por coche. 

Herrera puntualizó en que Renfe no puede exigir regularidad en los trenes de coches y que deben ser multicliente, ya que las fábricas de automóviles tienen que tener flexibilidad. 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu