miércoles, 2 de abril de 2014

España y Portugal deben reflexionar sobre su papel en la logística mundial para poder garantizar el futuro de sus puertos

Durante el I Foro Ibérico de Logística, Ana Pastor asegura se invertirán 3.350 millones de euros en mejora de las conexiones ferroviarias; 1.300 millones de euros en accesos terrestres a los puertos; y 3.000 millones de euros en terminales logísticas.
Los puertos de la Península Ibérica no tendrán ningún futuro si no se adaptan al mercado económico global y a la logística internacional”. Así de claro ha sido José Llorca, presidente de Puertos del Estado, durante su participación en el Primer Foro Ibérico de Logística que se ha celebrado este martes en Madrid, organizado por La Cámara de Comercio Hispano-Portuguesa y que ha contado con la colaboración del Ministerio de Fomento de España y del Ministerio de Economía de Portugal. 
En opinión de Llorca, ambos países deben “reflexionar” sobre el papel que desempeñan en la logística mundial para comprender qué pasa en nuestros puertos. En este sentido, el presidente de Puertos del Estado ha destacado las alianzas marítimas que se están produciendo en los últimos tiempos, como es el caso de la Alianza P3 que concentra el 40% de la flota de portacontenedores mundial, generarán una “fortísima volatilidad del tráfico de contenedores en el mundo”.
De hecho, estos cambios ya se han percibido en 2013 con un crecimiento de tráficos en las grandes terminales dedicadas, a excepción de Valencia que cayó un 5%, y una pérdida significativa de las terminales medias o pequeñas.
Llorca también ha incidido en que a pesar de la crisis económica y de la caída del tráfico rodado, la amenaza latente de la saturación de los pasos transfronterizos de la Península Ibérica con Francia sigue vigente, “de ahí la importancia de seguir canalizando el tráfico de camiones a través de los puertos y vía marítima”. En este sentido, el máximo responsable de los puertos españoles no ha olvidado recordar que “las autopistas del mar entre Barcelona y Valencia con Italia están plenamente consolidadas sin grandes subvenciones públicas”.
Respecto a la autopista del Mar de Gijón, cuyas subvenciones concluyen el próximo mes de septiembre, Llorca  ha asegurado que se sigue trabajando para su mantenimiento en el tiempo porque se ha mostrado como una solución de futuro para las conexiones de España y Francia.
Tampoco ha olvidado recordar que la conectividad férreoportuaria es fundamental para la Península Ibérica. En este sentido, Llorca ha reconocido que “tenemos un déficit en mercancías ferroviarias muy importante”, pero paralelamente ha destacado como positivo que “la mercancía ferroviaria con origen o destinoen un puerto toma protagonismo y representa ya el 50% del total ferroviario”. De ahí que el futuro del ferrocarril pase por su conexión con los puertos que, además, “son entornos propicios para impulsar la liberalización del sector ferroviario”.
Por último, respecto a las ZAL y plataformas logísticas, Llorca las califica de esenciales, “pero es necesario que se ubiquen en lugares de concentración de cargas”.
Así, el objetivo de Puertos del Estado es participar en sociedades o plataformas logísticas consolidadas o que tenga posibilidades reales que generar tráficos con los puertos, como es el caso de San Lázaro en Mérida con el puerto de Huelva. En este punto, Llorca no ha pasado la oportunidad de referirse al caso de la ZAL de Asturias “donde la Administración autonómica no puede pretender que los puertos de Gijón y Avilés asuman las pérdidas de la sociedad gestora que no ha logrado vender ni un solo metro cuadrado de terreno”.
7.650 millones de inversión logística en España
Previamente, en la inauguración del Foro, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha destacado que España y Portugal trabajan conjuntamente por reforzar todos los eslabones de la cadena logística y de transporte. “Queremos potenciar la intermodalidad, muy especialmente en los accesos viarios y ferroviarios a los puertos y centros industriales”, ha subrayado la ministra.
Pastor también cree que la logística juega un “papel fundamental” para la economía de ambos países y ha vuelto a destacar la importancia que le da  el Gobierno de España a través de la Estrategia Logística Española, un plan de acción integrado dentro del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI).
Así, ha recalcado una vez más que el presupuesto de inversión previsto en la Estrategia Logística asciende a un total estimado de 7.650 millones de euros, “de los que 3.350 millones de euros se destinarán a actuaciones de mejora de las conexiones ferroviarias; 1.300 millones de euros a la mejora de los accesos terrestres a los puertos; y 3.000 millones de euros para terminales logísticas y otras actuaciones”.
La ministra se ha referido al Centro Logístico de San Lázaro de Mérida, “una terminal que proporciona a Extremadura salida al mar y que permitirá el tránsito de trenes de mercancías desde los puertos de Lisboa y Sines hasta la capital extremeña”. Asimismo, ha indicado que habrá un servicio que enlazará con el Puerto de Huelva, lo que permitirá la interconexión de los tres puertos a través de ferrocarril.
La carretera no es la prioridad
En este encuentro también ha participado Pawel Stelmaszczyk, director del Departamento de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea, quien ha dejado claro que lo que realmente es necesario dentro de la red transeuropea de transporte es potencial las conexiones ferroviarias interfronterizas “y nuestro objetivo es focalizarnos en ellas, y de este modo no se va a apoyar ningún proyecto que no respete los estándares europeos”.
El responsable europeo también ha sido tajante al señalar en el Foro que “no habrá dinero para construcción de muchas más carreteras, pero sí plazas de aparcamiento para camiones y mejoras en las conexiones fronterizas”.  La prioridad, ha insistido una y otra vez, “es apoyar proyectos de ferrocarril no la carretera, que sólo recibirá un 10% de las inversiones previstas de 26.000 millones de euros en los próximos siete años”.
Asimismo, Stelmaszczyk considera que otro objetivo es buscar los proyectos con mayor valor añadido y que generen reducción de costes logísticos y de transporte.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu