viernes, 11 de abril de 2014

España apenas alcanza el puesto 12 de la UE en cuanto a conectividad y eficiencia logística

España ocupa un discreto duodécimo lugar en el ránking de países de la Unión Europea de acuerdo con su competitividad y eficiencia logística. Así se recoge en el primer Cuadro de Indicadores del Transporte de la UE hecho público ayer por la Comisión, en el que también se observa que España está a la cabeza de Europa en materia de infraestructuras de transporte, mientras que está a la cola en cuanto a procedimientos de infracción en curso por incumplimiento de la normativa comunitaria en materia de transporte.


Diario del Puerto 11/04/2014
Miguel Jiménez

España obtiene, de acuerdo con los datos recogidos por la Comisión, un índice en cuanto a eficiencia logística de 3,69 puntos, lo que no sitúa en el puesto 12, lejos de los grandes países logísticos europeos, si bien a la cabeza de la Europa periférica.

Alemania, Holanda y Bélgica son por este orden los países europeos con mayor eficiencia logística según el Cuadro de Indicadores.

Los tres se sitúan por encima de los cuatro puntos, alcanzado Alemania el ratio de 4,10.
Países como Reino Unido (3,97), Francia (3,84) o Irlanda (3,78) también se sitúan por encima de España, lo mismo que países como Luxemburgo, Suecia, Finlandia e incluso Austria, con 3,76 puntos. España, por su parte, supera a Italia (3,67), Portugal (3,50) y Polonia (3,44).

El ratio “Logistics”, utilizado por la Comisión Europea en su nuevo Cuadro de Indicadores, tiene como fuente al Banco Mundial y mide la facilidad relativa y la eficacia con la cual los productos pueden ser movidos desde y hacia un país y dentro del mismo. Está conformado por un promedio ponderado basado en seis dimensiones claves: la eficacia del proceso de despacho de aduana y la eficacia de los servicios aduaneros; la calidad del comercio y del transporte relacionado con la infraestructura; la facilidad de ajuste a unos precios competitivos para los envíos; la competencia y calidad de los servicios de logística; la capacidad de hacer el seguimiento en vivo del estado de los envíos; y las oportunidades para los envíos de llegar al destino previsto de acuerdo con los plazos comprometidos.

El ratio medio que ofrecen los países de la Unión Europea en conjunto en  cuanto a eficiencia logística es de 3,51 puntos, por lo que España está apenas 0,18 puntos por encima de la media.


Con respecto al resto de indicadores que recoge la Unión Europea en su nuevo Cuadro y al posicionamiento de España, se observa cómo nuestro país está a la cabeza de la UE en materia de infraestructuras (situándose entre los cinco primeros tanto en calidad de infraestructuras viarias como ferroviarias y aéreas y ocupando el sexto lugar en infraestructuras portuarias) y también en materia de seguridad en el transporte por carretera, siendo el tercer país de la Unión.

A la cola
En cambio España está a la cola en materia de infracciones de la normativa comunitaria tanto en materia de transporte ferroviario, como marítimo y aéreo con un total de 13 procedimientos abiertos.

España igualmente está a la cola en materia de “mercado único” en lo relativo al transporte ferroviario de pasajeros, influyendo como lastre la todavía pendiente liberalización del transporte ferroviario de viajeros.

España no sale mal parada del todo en aspectos claves como la innovación.
 
La Comisión Europea publicó ayer por primera vez su nuevo cuadro de indicadores sobre el transporte en la Unión Europea. En él se compara el comportamiento de cada Estado miembro en 22 categorías relacionadas con el transporte y sus modos y se destacan los cinco mejores y los cinco peores en la mayoría de estas categorías.

Los Países Bajos y Alemania ocupan los primeros puestos de este cuadro de indicadores, con puntuaciones elevadas en once categorías, seguidos de Suecia, el Reino Unido y Dinamarca.

Se analizan aspectos como el cumplimiento del mercado único, la seguridad, las infraestructuras, el nivel de transposición de normativa, los procesos de infracción en materia de legislación de transporte, la eficiencia logística o la innovación.
El objetivo de este primer cuadro de indicadores, según la Comisión, es ofrecer una imagen puntual de la diversidad de comportamiento de los Estados miembros en asuntos de transporte a través de Europa y ayudar a los Estados miembros a detectar sus carencias y a definir prioridades para la inversión y sus políticas. 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu