lunes, 21 de abril de 2014

CAMBIOS EN EL HORIZONTE DEL TRANSPORTE DE CONTENEDORES

Las perspectivas del presente año dentro del segmento de la industria de transporte de contenedores parece sombrío. Así, al menos, lo apunta el último informe que ha elaborado la consultora AlixPartners "The 2014 Container Shipping Outlook", que explica que "la industria en su conjunto sigue estando enterrada bajo una montaña de deuda en medio de las turbulencias del mercado continuo".

NAUCHER 17/04/2014
Según los analista de AlixPartners, con pocas excepciones, la industria ha tenido problemas durante la mayor parte de la década pasada. Lo que es nuevo es el impacto que estas perturbaciones financieras están teniendo sobre las compañías. "Ahora estamos viendo una serie de profundos cambios estructurales en la industria que pueden resultar en impactos de amplio alcance sobre los principales participantes de los mercados".
En este sentido, según la consultora, "la carrera para construir y desplegar mayores y más eficientes buques es tanto una causa como un efecto de la presión financiera". Por desgracia para los transportistas, el despliegue de los nuevos portacontenedores, que ha derivado en la sobrecapacidad del negocio, ha coincidido con la escasa demanda, lo que a su vez ha creado la base para que se consoliden rutas comerciales importantes, como forma de llenar los buques.
De este modo, se ha llevado a cabo la formalización de nuevas alianzas como la G-6, formada a finales de 2011, recientemente ampliada (ver información relacionada) para proporcionar el 30% de la capacidad entre el Lejano Oriente y la costa Este de los Estados Unidos. Las alianzas pueden ofrecer altos niveles de uso de los buques, bajos costos en los fletamentos y mayor cuota de mercado potencial.
En resumen, el cambio parece estar cercano en el segmento del transporte de contenedores. Los diversos indicadores financieros sugieren que el escenario para los armadores continúa deteriorándose, pero las acciones que estas navieras están tomando sugiere un cambio a mejor.
Además, se cuenta con el beneplácito de las Administraciones. Cabe recordar que esta alianza, que integra a las navieras APL, Hapag-Lloyd, Hyundai, MOL, NYK y OOCL, obtuvo hace pocos días la aprobación de la Federal Maritime Commission (FMC) de los Estados Unidos por unanimidad (ver información relacionada), porque “ampliaría su ámbito de cooperación a los tráficos entre Extremo Oriente y la costa Oeste de los Estados Unidos, y entre el Norte de Europa y toda la costa estadounidense, ofreciendo 17 servicios adicionales y coordinando la operación e intercambio de espacios en 180 a 220 buques portacontenedores de hasta 14.000 TEUs.
Por otro lado, según el análisis de AlixPartners, la Alianza P-3, formada por Maersk Line, Mediterranean Shipping Company y CMA CGM, que en conjunto copan en la actualidad cerca del 45% del comercio marítimo a través de contendores de la ruta entre Asia y Europa, además del 19% de cuota de mercado transpacífico, une a las tres principales navieras en las tres rutas Este-Oeste: la que lleva de Asia a Europa, la Transpacífica y la Transatlántica.
Cabe apuntar que estas alianzas están diseñadas para aprovecharse de las economías de escala, y pueden presentar desafíos para los otros armadores. Por este motivo, y reconociendo la amenaza que representan ambas alianzas, la compañía chilena CSAV ha anunciado su fusión con Hapag Lloyd, con lo que formará la cuarta línea de transporte marítimo de contenedores en el mundo (leer información relacionada).


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu