miércoles, 19 de marzo de 2014

Especial Jurisprudencia sobre Modificaciones Sustanciales de las condiciones del contrato Nª II

SEVASA mantiene bloqueada la negociación del Convenio Colectivo pero trata de imponer por la vía del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, a través de convocar al comité a periodos de consulta ,con el objetivo de realizar Modificaciones Sustanciales de las Condiciones del Contrato (dobles, movilidad funcional, etc.)


CGT-SEVASA 19/03/2014

Sobre estos temas os dejamos la opinión de los Tribunales


Segunda sentencia de modificaciones sustanciales. Período de consultas.

La segunda sentencia que os traigo comentada sobre modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo me parece interesante dado que trata la problemática del período de consultas y su importancia en dicho procedimiento. 
En el supuesto a tratar se trata de dilucidar si se respeto el período de consultas como defiende la empresa demandada o si se incumplieron tal y como denuncia el sindicato CCOO. 
Comienza la sentencia trayéndonos a colación la teoría general del período de consultas que nos ayuda a comprender bastante bien su finalidad, diciéndonos que <El artículo 41.1 del Estatuto de los Trabajadores faculta que la dirección de la empresa acuerde modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción, entendiéndose como tales las que estén relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo en la empresa. Si la modificación es colectiva, como sucede en el supuesto debatido, la decisión de modificación sustancial de condiciones de trabajo deberá ir precedida en las empresas en que existan representantes legales de los trabajadores de un período de consultas con los mismos de duración no superior a quince días, que versará sobre las causas motivadoras de la decisión empresarial y la posibilidad de evitar o reducir sus efectos, así como sobre las medidas necesarias para atenuar sus consecuencias para los trabajadores afectados>. 
Como sabemos, la importancia del período de consultas es la finalidad que tiene y que no es otra que examinar la concurrencia de las causas alegadas por la empresa y la posibilidad de evitar o reducir sus efectos, así como sobre las medidas necesarias para atenuar sus consecuencias y efectos. De esta forma, los representantes de los trabajadores dispondrán de la información pertinente, que les permita analizar razonablemente la concurrencia de las causas, así como evitar o limitar la medida, atenuando, en su caso, sus consecuencias y efectos. 
Continua la sentencia diciendo en el supuesto concreto que <La Sala entiende que IBM cumplió escrupulosamente lo mandado en el artículo 41.4 ET, ya que identificó perfectamente qué condiciones pretendía modificar, así como la intensidad del cambio y las causas en las que lo apoyaba, siendo irrelevante, a nuestro juicio, que aportara el denominado Anexo III, que describía el régimen retributivo precedente una vez emprendido el período de consultas, porque dicho régimen era perfectamente conocido por la RLT, ya que la retribución del servicio de guardias, de atención a clientes y del plus de disponibilidad por cambios planificados venía pagándose del mismo modo desde muchos años antes, siendo también indiferente que el listado de afectados potenciales se aportara también después de iniciado el período de consultas, porque la RLT conocía perfectamente quienes eran los trabajadores que venían realizando los servicios, cuya retribución se pretendía variar, siendo, por lo demás, imposible su cuantificación perfecta, porque su desempeño, antes y después de la modificación, ha sido siempre voluntario>. 
Sin entrar en más detalle, la sentencia continua diciendo como la empresa acudió a las reuniones con la información pertinente para informar a sus interlocutores. Lo interesante de la sentencia viene después pues hace una comparación muy buena sobre como estaba el artículo 41 antes de la reforma laboral y como es actualmente. Para no extenderme, aconsejo leer dicho párrafo de forma calmada para su mejor entendimiento. Si me interesa destacar el párrafo que dice <La exigencia de probar las razones  económicas, técnicas, organizativas o de producción y su relación con la competitividad, la productividad u organización técnica del trabajo en la empresa, introducida por el RDL 3/2012 en la nueva versión del artículo 41 ET, revela que no existe una discrecionalidad absoluta del empresario, quien deberá acreditar la concurrencia de circunstancias en su empresa, basadas en las causas reiteradas, que incidan en su competitividad, su productividad o su organización del trabajo, que justifiquen razonablemente las modificaciones propuestas, puesto que las modificaciones tienen por finalidad promocionar una mejora en la competitividad y en la productividad de la empresa, así como en la mejor organización de sus sistemas de trabajo>. 
Citado esto, la sentencia procede a analizar si IBM ha demostrado la concurrencia de las causas alegadas y de ser así, si las modificaciones impuestas en el régimen retributivo de los servicios de guardias, atención a clientes y plus de disponibilidad en cambios planificados mejorará su competitividad, su productividad y su organización del trabajo. 
Así, cita literalmente que <La respuesta deber ser positiva, porque se ha acreditado, sin que mediara controversia al respecto, que la empresa ha reducido sus ingresos y consecuentemente sus beneficios, que se mantienen positivos, entre 2009 y 2010, lo que acredita contundentemente, a nuestro juicio, la concurrencia de problemas generales de competitividad y productividad, que se han identificado precisamente, al menos, en el régimen retributivo de los servicios mencionados, puesto que se ha demostrado que las empresas de la competencia retribuyen servicios similares a precios inferiores. Se ha demostrado, por otra parte, que el régimen de guardias, existente hasta la modificación, se identificaba más con la disponibilidad que con un sistema de guardias, puesto que se retribuía a tanto alzado, fuere cual fuere el número de incidencias que se atendiera, siendo más que razonable, a nuestro entender, que las guardias se retribuyan en función del número de incidencias que se atiendan, ya que dicho modelo hará más competitiva a la empresa y ajustará equilibradamente los intereses en presencia>. 
Y termina manifestando que <Estimamos finalmente que sustituir el régimen del plus de disponibilidad, que giraba anteriormente en función de un porcentaje del salario en relación con el número de horas disponibles, por un sistema que dependerá de los cambios planificados, divididos en tres niveles relacionados con la complejidad de las actuaciones y de la cualificación del empleado, que viene determinada por su banda predeterminada, constituye un nuevo empuje a la competitividad y a la productividad empresarial, razones estas, que nos obligan a la total desestimación de la demanda, puesto que la empresa demandada ha probado cumplidamente las exigencias probatorias contenidas en el art. 41.1 ET, no pudiendo olvidarse que la media de todas las bandas mejorará la situación precedente de los trabajadores afectados, aunque algunos de ellos puedan ver limitadas sus actuaciones en alguna de sus actuaciones profesionales>.
Os dejo el texto de la sentencia para que la podáis leer tranquilamente.



"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu