jueves, 13 de febrero de 2014

El convenio colectivo de la estiba en el Puerto de Valencia suma cuatro meses sin avances

Las negociaciones en torno al convenio colectivo de la estiba en el Puerto de Valencia siguen estancadas y sin signos de solución a corto plazo.Las grandes diferencias que en el ámbito económico separan a empresas y trabajadores alejan cada vez más una posibilidad de acuerdo.


Diario del Puerto 13/02/2014
FERNANDO VITORIA

En el entorno portuario valenciano existe preocupación, pero es evidente que este mismo estado no es el que presentan empresas, trabajadores y la propia SAGEP. Ninguna de las tres patas de esta mesa ha dado con la tecla adecuada para desbloquear la situación.

El tiempo, que siempre acaba por tamizar declaraciones e intenciones, ha dibujado un nuevo panorama en el que parece que no hay prisa por llegar a un acuerdo.

No es una afirmación gratuita. En los últimos meses la mesa negociadora del convenio se ha reunido solo en dos ocasiones y los encuentros se han saldado convocando nuevas reuniones cuando estuvieran definidas las nuevas propuestas, sin fecha límite.

La dispar estrategia de empresas y trabajadores para afrontar la negociación tampoco ha ayudado a la confluencia de intereses.

Las empresas estibadoras han optado por airear a la opinión pública datos relativos a salarios o circunstancias de la operativa portuaria, la composición de las manos o el cumplimiento de la jornada laboral.

La estiba, por su parte, ha optado por una estrategia de "paciencia" ante lo que consideran un "ataque frontal a la profesión".

El tiempo, en este caso, se está aliando con los trabajadores ya que las "urgencias", "necesidades vitales" y "actuaciones fundamentales para mantener la actividad" dejan de serlo en cuanto pasan 120 días y no se avanza en la negociación. 

Estado real de la cuestión
Más allá de rumores de venta de terminales, de chascarrillos en torno a juegos de poder en las negociaciones y otras historias nacidas de la estrategia de quien pretende desviar el interés hacia otros derroteros, la realidad de la estiba en el Puerto de Valencia se resume en pocas palabras: necesidad de reducir los costes.

Las partes son conscientes de esta necesidad, y más a la vista de la evolución de los tráficos portuarios, pero son incapaces de aproximarse en las pretensiones.

Las empresas siguen exigiendo un buen sacrificio en el salario de los estibadores, mientras que los trabajadores consideran que existen otras fórmulas para conseguir rebajas.

Este próximo viernes se han emplazado las partes para escuchar una nueva propuesta de la parte sindical. Sin embargo, a día de hoy, no se confía en que el documento presentado vaya a cambiar mucho la situación.

Caída a plomo
Mientras tanto los tráficos portuarios siguen su deriva. Durante el mes de enero se han movido en el Puerto de Valencia 37.000 contenedores menos que en el mismo mes del pasado ejercicio, unos 55.000 TEUs. La diferencia supone una caída del tráfico que ronda el 15%, un porcentaje inédito para el recinto portuario valenciano en los últimos años.

Asimismo, durante el primer mes de este año 2014, la Sociedad de Estiba y Desestiba del Puerto de Valencia (SEVASA-SAGEP) ha recibido la demanda de casi 27.000 jornales, que frente a los 30.000 demandados en el mismo mes del pasado ejercicio, supone una caída de la contratación de más del 10%.

Finalmente, tal y como adelantó ayer diariodelpuerto.com, el Puerto de Algeciras ha destronado a Valencia como líder de tráfico contenedores en España.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu