miércoles, 29 de enero de 2014

OPPE exige a los agentes de transporte una autorización para operar en los puertos


Las recomendaciones dirigidas a las Autoridades Portuarias para elaborar el pliego de condiciones que regulen el transporte terrestre en los puertos especifica que deberán contar con autorización “aquellos a los que se ha encomendado la realización de la citada actividad, en nombre propio y que no disponen de elementos de transporte propios para su desarrollo”


Veintepies  29/01/2014

Tal y como informó en el día de ayer esta publicación, las Autoridades Portuarias ya trabajan para elaborar el pliego de condiciones que regule el transporte de mercancías por carreteras en los puertos de interés general después de que Puertos del Estado lo haya reconocido como un servicio comercial. 

pic
Los transportistas esperan que el pliego de condiciones esté listo en un plazo de dos o tres meses

Según establece la actual Ley de Puertos, todo servicio comercial que se lleve a cabo en los puertos deberá contar con la preceptiva autorización de la Autoridad Portuaria. Por tanto, es ahora cada AP la que debe elaborar dicho pliego teniendo en cuenta la idiosincrasia de cada puerto.

Según el documento que obra ya en poder de las Autoridades Portuarias, deberán contar con la autorización no únicamente las empresas cuya principal actividad social es el transporte de mercancías por carretera, sino “aquellos a los que se ha encomendado la realización de la citada actividad, en nombre propio y que no disponen de elementos de transporte propios para su desarrollo”. Es decir, todos aquellos que contraten servicios de transporte, independientemente o no sean empresas transportistas, deberán contar con la autorización. 

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas Portuarios (Fenatport) no esconden su satisfacción por el punto en el que se encuentra ahora el proceso. Javier Gimeno, presidente de la organización, reconocía ayer que “nos ha costado mucho llegar a la orilla, hemos nadado mucho hasta aquí, y ahora queremos culminar este proceso con la aprobación definitiva del pliego de condiciones cuanto antes”. 

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta el sector del transporte en los puertos es el de los plazos en los cobros por sus servicios. “A partir de ahora, cualquier empresa que quiera trabajar en el transporte en los puertos españoles va a tener que estar al día en los pagos”. Y es que una de las causas por las que una Autoridad Portuaria va a poder extinguir de manera unilateral una autorización de transporte será por el impago de esos servicios de transporte, siempre con una denuncia previa. En apartado décimo sexto, punto 3.f) se especifica como causa de extinción “el incumplimiento generalizado de lo dispuesto en el artículo 41 de la Ley 15/2009 de Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías”. En dicho artículo se establece que “el obligado al pago del transporte incurrirá en mora en el plazo de treinta días”. En suma, el pliego obliga a todo aquel que cuente con autorización de transporte y quiera mantenerla a pagar en un plazo máximo de 30 días los servicios contratados.

Desde Fenatport aseguran que con la aplicación de dicho pliego de condiciones, “vamos a jugar todos bajo las mismas condiciones. Ahora es toda la cadena logística-portuaria la que está amparada por esta nueva reglamentación y la que debe cumplir con todas las obligaciones que se especifican, incluidas las del pago”. Según explican desde la organización, ahora el último responsable de efectuar ese pago o saldar la deuda con el transportista será el último miembro de la cadena que contrate el transporte, sea una empresa transitaria, consignataria o agencia de transporte.

Plazos 
¿Qué ocurriría si, a pesar de todo, hubiera situaciones de impago? Desde Fenatport explican que una vez se constate ese impago, se podrá denunciar ante la Autoridad Portuaria. Una vez hecha esa denuncia, “el denunciado tendrá un plazo de diez días para solventar esa situación, bajo el riesgo de que se le pueda retirar esa licencia por un plazo máximo de tres años si no lleva a cabo el pago”.

Una vez el documento ya ha llegado a las Autoridades Portuarias, deberán ser éstas las que adapten a cada puerto dicho borrador de recomendaciones.

Para Fenatport, este plazo no debería ser superior a los dos o tres meses. “Desde la organización vamos a facilitar la labor de la Autoridad Portuaria en el sentido de que vamos a recoger toda la documentación requerida para agilizar el trabajo de la Autoridad Portuaria”.

Los transportistas autónomos alaban la medida. Fuentes del sector reconocieron que “desde que comenzó la crisis, nuestros costes financieros se han incrementado un 150%”, y la aprobación de este pliego “da un poco de luz a nuestro sector, que en los últimos años ha tenido que financiar de su propio bolsillo servicios de transporte que luego no ha cobrado”. 

Con este acuerdo, los transportistas autónomos “demostramos que somos flexibles, que siempre hemos querido negociar y que hacemos nuestra aportación a un sector que ha estado y está muy castigado por la crisis”.

TIPOS DE AUTORIZACIONES Y CENSOS PARA SABER QUIÉN OPERA EN EL PUERTO
El pliego de condiciones establece dos tipos de autorizaciones para prestar servicio de transporte terrestre de mercancía en los puertos. Dichas autorizaciones podrán ser genéricas, con un período de vigencia de tres años y unos conductores y tractoras determinados, y una específica, con un período máximo de 48 horas y un conductor y tractora determinados. Podrán demandar esas autorizaciones “las personas físicas o jurídicas que dispongan de la autorización de transporte de mercancías y/o estén registrados en la base de datos ‘SITRAN’ del Ministerio de Fomento”.

Por otro lado, el borrador de recomendaciones establece los censos para las autorizaciones. Para las genéricas se elaborarán tres censos, uno para los titulares de las autorizaciones, otro para las tractoras asociadas y otro para los conductores asociados a dichas autorizaciones. 

En el caso de las específicas, habrá también un censo para los titulares de las autorizaciones específicas, otro para los conductores y otro para las tractoras.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu