viernes, 31 de enero de 2014

Los estibadores españoles pararán el 4 de febrero en solidaridad con los trabajadores portuarios portugueses

Ese día se celebrarán asambleas informativas durante dos horas en los puertos españoles, para informar sobre la situación de los estibadores portugueses.
estiba en el puerto de ValenciaTras las movilizaciones que se produjeron en la semana del pasado 13 de enero, la Coordinadora Estatal de los Estibadores Portuarios en España ha anunciado que el próximo 4 de febrero los estibadores de los puertos españoles pararán durante dos horasde 13.00 a 15.00, para celebrar asambleas informativas en las que se les informará sobre “la dramática realidad laboral que viven actualmente nuestros homólogos portugueses”, especialmente los del puerto de Lisboa.
Además, también se comunicarán las medidas de presión a adoptar ante esta situación, y que fueron consensuadas en el encuentro del Consejo Internacional de Estibadores (IDC) y de la Federación Europea de los Trabajadores del Transporte (ETF) en el país luso, a principios de este año.
En la misma fecha los estibadores de todos los sindicatos miembros de IDC y ETF entregarán en las embajadas portuguesas de sus respectivos países un comunicado en el que denuncian que la política de puertos ultra-liberal europea, cuyo máximo exponente actualmente es Portugal, está creando una competencia desleal entre trabajadores del mismo país y del mismo sector, cuyo resultado es la aniquilación de los derechos de los trabajadores que se encuentran inmersos en un entorno de inseguridad y precariedad laboral“. 
Puerto de Lisboa
Según Coordinadora, “en el puerto de Lisboa las empresas estibadoras han procedido al despido o exclusión de la contratación de trabajadores profesionales” que venían prestando con regularidad servicios en la actividad de estiba y desestiba de buques y servicios portuarios vinculados. Estos despidos y ceses serían consecuencia de la ruptura empresarial de la negociación colectiva, que se produjo tras la aplicación de las reformas laborales que, para la profesión de la estiba portuaria, se aprobaron en febrero de 2013 en Portugal.
Así, para el sindicato de estibadores, durante los pasados once meses el proceso de negociación colectiva establecido por la nueva Ley de Trabajo Portuario habría sido deliberadamente bloqueado por las asociaciones empresariales y se habría creado una nueva bolsa de trabajadores portuarios para tener una fuerza de trabajo alternativa de bajos salarios y sin sindicalizar, “con la clara intención de reemplazar a los actuales estibadores profesionales”. Por ello, consideran que han sido despedidos 47 estibadores “sin motivación alguna en el puerto de Lisboa pero con el objetivo empresarial de reemplazarlos por esos trabajadores alternativos empleados en peores condiciones“.
De esta forma, los estibadores creen que la reforma portuaria portuguesa “es una consecuencia directa de la liberalización impuesta por la Troika” y habría sido aceptada por el gobierno portugués y “consentida” por la Comisión Europea y el Consejo, como condición para obtener ayuda financiera. Como ya han denunciado los sindicatos europeos, la ley portuaria portuguesa es “una quiebra” de los principios establecidos en el Convenio número 137 de la OIT sobre trabajo portuario, ratificado por Portugal.
Con la convocatoria de este paro en la actividad de los puertos, los estibadores españoles, en línea con los europeos, solicitan, entre otras cuestiones, que las empresas estibadoras accedan a extender el plazo para la negociación de un convenio colectivo en el puerto de Lisboa y a establecer un diálogo “significativo”con el sindicato; así como la readmisión inmediata de los 47 estibadoresdespedidos y que se cancele la formación de nuevos estibadores hasta que no concluyan las negociaciones de un nuevo convenio.
Por otro lado, UGT-Estiba de Bilbao, que también se sumará al parón del 4 de febrero, ha recordado otros casos de “ataques” a los estibadores europeos y españoles, como la que podrían estar viviendo en el puerto del Pireo, en Grecia, en manos chinas, o “la constante amenaza de despidos colectivos o de significativas reducciones de salario en los puertos como Valencia, Las Palmas o Tenerife”.
Además, los estibadores noruegos se encuentran en huelga ante “la negativa de la patronal portuaria a establecer un registro que garantice que las labores de carga y descarga están reservadas a los profesionales portuarios”, ya que según UGT, algunas empresas noruegas han declarado “su intención de realizar las tareas de carga y descarga con marineros”.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu