lunes, 13 de enero de 2014

La contratación en el Puerto de Valencia cayó en 20.000 jornales en el año 2013

La evolución de la contratación de jornales de estiba es un dato de referencia a la hora de pulsar la salud del tráfico portuario. Atendiendo a este parámetro, el pasado año 2013 el Puerto de Valencia mostró síntomas inequívocos de debilidad ya que registró una caída de 20.000 jornales en la contratación, situándose a niveles del año 2011.



Diario del Puerto 13/01/2014

Según los datos a los que ha tenido acceso Diario del Puerto, la Sociedad de Estiba y Desestiba del Puerto de Valencia (SEVASA-Sagep) registró en 2013 la demanda de algo más de 373.000 jornales, 20.000 menos que los contabilizados en 2012 (393.000) y 4.000 menos que los registrados en 2011 (377.000).

Esta caída contrasta, sin embargo, con el incremento de la plantilla de la sociedad de estiba que ha pasado de 1.243 trabajadores en 2011, a 1.275 en 2012 y 1.304 en el pasado 2013.

En otras palabras, en 2013 un mayor número de trabajadores se han repartido menos jornales, lo que supone un notable incremento de la ineficiencia para empresas y trabajadores, ya que los primeros han soportado unos mayores costes fijos con menos tráficos y los segundos han tenido que repartir los ingresos entre más trabajadores ya que la productividad se ha mantenido prácticamente a los niveles de 2012.

Tráfico
Casi el 95% de la demanda de jornales en el Puerto de Valencia corresponde a operativas de tráfico de contenedores. Según los datos del pasado ejercicio, durante los doce meses de 2013 las terminales valencianas han movido algo más de 2.830.000 contenedores (unidades de 20 y 40 pies), cifra que ha sido un 4% inferior a la registrada en todo el año 2012, en el que se superaron los 2.950.000 contenedores.

Los datos de 2013, al igual que sucede con los jornales contratados, se han igualado a los conseguidos en 2011, año en el que se contabilizaron 2.810.000 contenedores.

20.000 jornales en seis meses
La tendencia de cara a 2014 no parece que vaya a cambiar en el corto plazo. De hecho, en el entorno portuario existe una gran preocupación porque los datos de esta caída se han producido en solo seis meses.

Efectivamente, hasta el mes de mayo de 2013 el tráfico de contenedores en Valencia estaba creciendo a razón de un +5% y los niveles de contratación lo hacían al mismo ritmo.

Fue en el mes de junio cuando el Puerto de Valencia perdió determinados tráficos de transbordo en favor de otros puertos como Sines o Gioia Tauro que ofrecían unos costes de escalas más competitivos que los del recinto valenciano.

Desde entonces, en prácticamente seis meses, la sangría ha sido continua y las perspectivas no apuntan una mejoría a corto plazo, menos aún si se tiene en cuenta que a partir de julio de 2014 podría comenzar a operar la alianza P3, que aunque ha incluido al Puerto de Valencia en determinados servicios, lo ha excluido de la relación entre el Extremo Oriente y el norte de Europa, la más potente de cuantas existen actualmente en el mercado marítimo mundial.

En un horizonte de doce meses y si se mantiene la tendencia, el Puerto de Valencia podría perder algo más de 250.000 contenedores y 40.000 jornales.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu