miércoles, 22 de enero de 2014

El puerto de Las Palmas exige por vía judicial 2,5 millones a las empresas estibadoras

La Autoridad Portuaria reclama a la Sagep que cumpla con los pagos de una operación aprobada para combatir su deuda histórica.
La Autoridad Portuaria de Las Palmas ha reclamado por vía judicial a la Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) la devolución de hasta 2,5 millones de euros correspondientes al préstamo que le concedió La Caixa en 2011, y en el que la Administración ha venido ejerciendo de avalista.
El puerto de Las Palmas reclama a las empresas estibadoras el pago de la deuda de Sestiba
Según se indicó desde el puerto, la antigua Sestiba sólo ha liquidado los tres primeros pagos trimestrales desde entonces, por lo que la entidad pública ha tenido que pagar al banco el resto de plazos pasados al cobro, cifrados en unos 300.000 euros cada uno.
El presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, que accedió al cargo en verano de 2011, después de que se hubiera tramitado la operación financiera, dio el visto bueno a una denuncia judicial por los impagos, que en febrero culminará con la celebración del correspondiente juicio. 
El propio Ibarra expresó su preocupación por el hecho de que las empresas que integran la Sagep no han hecho ningún movimiento en este sentido en los últimos seis o siete meses, y confirmó que las cantidades que ahora se le reclaman ascienden ya a los 2,5 millones de euros, después de que el puerto haya venido instando de forma periódica a la Sagep para que cumpla con las debidas liquidaciones.
Ibarra recordó que el préstamo se concedió sin ningún contra-aval, y, en efecto, es el puerto el que ha venido desempeñando la función de avalista. 
El importe de la operación fue de nueve millones de euros, y según se indicó desde la Autoridad Portuaria, las estibadoras sólo han pagado unos 900.000 euros.
Al menos media docena de plazos más, de 300.000 euros cada uno han sido ingresados por la administración en el banco, a cuenta del citado contrato, en el que habría que contabilizar los intereses bancarios.
La Sagep la integran hoy Opcsa, La Luz y, como nuevo socio, Gramelcan. La Luz Market abandonó la sociedad después de la pugna interna entre los socios, a cuenta de una ampliación de capital impulsada por Opcsa, de siete millones de euros, finalmente aprobada.
Negociación del convenio colectivo
En este contexto, se inicia un proceso de negociación colectiva con los estibadores, a los que se plantea una bajada del 30% del sueldo. Los trabajadores ya han adelantado que no aceptarán ninguna medida que no garantice un incremento del tráfico, mientras los empresarios se quejan de que los costes del puerto en la carga y descarga de mercancías les hacen perder competitividad respecto a enclaves vecinos de la Península y África.
Ahora, la Sagep debe hacer frente a la reclamación del puerto, por un préstamo que cubría la mitad de la deuda histórica de la antigua Sestiba, cuya privatización fue aprobada en 2011. 
Las empresas, que por el camino han pleiteado igualmente contra la Administración, debieron asumir entonces esa deuda. Como compensación, en La Luz se autorizó a que las estibadoras cobraran la tasa máxima de actividad, 84 céntimos por cada contenedor movido. El puerto también baja este año las tasas en la terminal en un 30%, para intentar retener a clientes como MSC.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu