viernes, 13 de diciembre de 2013

Un estudio revela el estado de ´emergencia´ del personal que debe trabajar a turnos El informe apunta los riesgos de infarto o depresión a los que se exponen los portuarios.

La exposición a riesgos psicosociales de los estibadores puede generar "agotamiento, depresión, insatisfacción laboral, síntomas y trastornos músculo-esqueléticos, problemas de sueño, ansiedad, uso de analgésicos y tranquilizantes, absentismo, intentos de suicidio, enfermedad gastrointestinal, accidentes de tráfico, accidentes laborales, mortalidad, entre otras dolencias.

La Provincia/Diario de Las Palmas 13/12/2013
La evaluación de los riesgos psicosociales es una “obligación legal” recogida en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, según consta en el preámbulo del estudio impulsado por la ASEP y financiado por el Gobierno regional. Su principal conclusión expone que “los estibadores con trabajos a turnos y nocturnidad presentan unas condiciones laborales caracterizadas por tener menores niveles de autonomía, escaso control sobre su trabajo, altos requerimientos (tanto cuantitativos como cualitativos) y pocas oportunidades para desarrollar y poner en práctica las propias habilidades”.
En consecuencia, la estiba bajo estos regímenes de organización padece, atendiendo al informe, un mayor riesgo de padecer ciertos trastornos físicos o psíquicos. Su autora, Elena Rodríguez, los concreta en dolencias “cardiovasculares, músculo-esqueléticas, trastornos de la dieta, riesgos de adicciones, depresión” o incluso tentativas de suicidio, en los casos extremos. Además, estos trabajadores tienen “una imposibilidad de disfrutar de una vida social y familiar”. Rodríguez añade que “muchas veces esto último es muy difícil para ellos”.
La autora es licenciada en Psicología, técnico superior en prevención de riesgos laborales en seguridad, higiene industrial y ergonomía y psicosociología aplicada y auditora de sistemas de gestión de riesgos laborales. Su trabajo expone que la herramienta “más potente” para prevenir los citados peligros no es otro que la negociación colectiva. Prevenir “en origen” en lo que atañe a la organización del trabajo. A los condicionantes que afectan a los estibadores (unos 500 en La Luz), se añade “el hecho de que se sienten bien recompensados, bien pagados, y que ya tienen una necesidad de ingresos que no hace sino aumentar el estrés”.
Pero no son ellos los únicos que padecen riesgos psicosociales. El informe pone de manifiesto que el conjunto del personal de los muelles estatales en el Archipiélago, tanto el público como el privado, alcanza una situación de “alerta”. Esto es, padecen escenarios como los de falta de control sobre su propio trabajo, deficiencias en el apoyo que reciben de su organización o cuánto deben trabajar.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu