miércoles, 18 de diciembre de 2013

¿Seguirán siendo negocio las concesiones de terminales de contenedores?

La integración vertical de la industrial de contenedor, ha puesto en tela de juicio de golpe el negocio de las terminales de contenedores



Puertos y Navieras 18/12/2013 

Opinión de Los Fareros

La progresiva integración vertical del movimiento de contenedores por vía marítima tiene serias consecuencias para el negocio de los terminalistas. 

La aparición de las alianzas navieras, como la P3, la G6 y distintas conferencias marítimas, no son la evidencia de la integración vertical en el mundo marítimo. Esta integración vertical había empezado mucho tiempo antes cuando las navieras fueron ganando tamaño y fueron cada vez más, más proclives a manejarse en sus propias terminales dedicadas. 

Las terminales dedicadas cohabitaron, por cuestiones políticas, con terminales independientes de ellas, como negocio multiclientes. Protegidas por la voluntad política de las distintas administraciones de puertos, siempre cerradas y oscuras en todos los países del mundo. El puerto, el muelle siempre ha sido un territorio fronterizo proclive al juego del Estado con el monopolio del dominio público marítimo portuario. 

El negocio de las concesiones de terminales ha estado siempre muy ligado, incluso en tiempos de centralismo y dictadura, al negocio local de los puertos, a los poderes económicos de los puertos y al poder fáctico local. A pesar de la legislación de tipo centralista o nacional, este juego se ha dado siempre. Siempre los poderes locales han sido los más cercanos a esos intereses portuarios y han sabido ver las oportunidades. Esto ha permitido siempre que los distintos puertos del mundo, hubiese concesiones de terminales muy enraizadas localmente, aunque también hubiese otras multipuertos. En principio, estas terminales multiclientes han servicio bien a los navieros en su desarrollo de negocio. Bastante complicado era el negocio de armadores y de líneas marítimas como para meterse en el lado tierra del negocio. 

Sin embargo, los últimos cien años han visto una tremenda criba del número de armadores y del número de líneas marítimas y navieras. 

Esta criba, esta consolidación del sector, tiene su máximo exponente en el mundo de los contenedores, donde el gigantismo de las posibilidades técnicas de los buques están posibilitando una concentración del poder naviero, a pesar de la expansión del comercio marítimo mundial. 

Llegada esta hora es que cada vez hay menos navieras de portacontenedores en el mundo y todavía se espera que en algunos contenedores se tengan que concentrar a la par, que deban aparecer como jugadores globales, las navieras de continentes y potencias emergentes como la china, la coreana o la rusa. 
En este punto, la integración vertical del negocio naviero cobra importancia porque exprimidas cada vez más las posibilidades de las economías de escala de los grandes buques, ven al negocio de tierra como una oportunidad importantísima para mejorar las cifras del negocio. 

Las terminales dedicadas de las grandes compañías son un éxito para ellas por diversos motivos, por control de costes, por control de su flujo de negocio, por control de sus números y por la confidencialidad que les da el tener a buen recaudo las verdaderas cifras de transbordo y de carga y descarga de contenedores de cada escala. Por eso es muy difícil que la integración vertical de la industria naviera se ralentice y por tanto cabe preguntarse donde va a estar el negocio de las terminales independientes. 

Hace años, que por ejemplo en España, MSC persigue o quedarse con Marítima Valenciana, para lo cual su terminal de Muelle de Fangos, conseguida en su día en Valencia, no es nada más que la palanca necesaria para apoderarse de la terminal de Noatum. 

Algunos piensan que este siempre ha sido el objetivo de MSC y que ha sido un objetivo irrenunciable para MSC como gran potencia marítima del mundo. Un ejemplo bien cercano de a donde se encamina el mundo del transporte marítimo. 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu