miércoles, 6 de noviembre de 2013



Los actores piden audiencia urgente. Hoy Coordinadora es recibida por Llorca

Puertos y Navieras 06/11/2013
Como adelantó este medio hace semanas el IV Acuerdo marco no iba a tener fuerza legal de convenio colectivo, ahora asumida esta realidad empieza la negociación.

La inscripción del IV Acuerdo Marco se presentaba incierta por la oposición del Gobierno a inscribir un acuerdo que dejaba en ridículo la reforma laboral por la parte de los convenios colectivos. Esta tenía dos pilares la reducción del despido en casos de crisis y la reforma de los convenios. El primero se ha sostenido a pesar de muchas sentencias en contra, el segundo pilar ha quedado en nada, la "superultractividad" del IV Acuerdo Marco es una humillación para Moncloa y Nadal.

Primero llegó el requerimiento de subsanación de la Dirección General de Empleo, la DGE, que sigue en sus trece a pesar de una contestación allanándose por parte de Coordinadora, ahora ha llegado la Comisión de la Competencia, ahora con nuevo nombre la CNMC.

Como era de esperar, el informe de la Comisión Nacional de los Mercados, CNMC, ha sido contrario al texto del IV Acuerdo Marco en tres aspectos:

En los ámbitos personal y funcional, la CNMC, como ya hizo con el III Acuerdo Marco, cree que se vulneran los derechos de los trabajadores del resto de empresas por la definición del ámbito personal y funcional que le da el IV Acuerdo Marco, entendiendo que con esa definición se engloba a una serie de empresas que no están implicadas en el negocio estibador y que no están adheridas a Anesco, ni incluyen a los trabajadores del convenio y por tanto lo vulnera.
En su día ya multó a Anesco con casi un millón de euros, y la cosa no es baladí.

Otro aspecto es la redacción del artículo 6.2 del actual IV Acuerdo Marco, que se refiere a los ingresos de personal en las Sagep de los puertos, por entender la Comisión Nacional de los Mercados que se da entrada a personal sin titulación. La ven como una vía de entrada en la actividad de recepción de mercancías, de los familiares de los estibadores, sin titulación que una vez dentro pasan al censo. Esta apreciación de la CNMC ha desatado la irritación por que se cree "redactada por Puertos del Estado" que es el único conocedor de este aspecto. Una prueba para los sindicatos de que "el gran hermano los vigila".

La oposición de la Comisión Nacional de los Mercados ha causado frustración en los sindicatos, irrita pero se ven atados, porque ven confirmada la oposición que van a encontrar para la inscripción del IV Acuerdo Marco; de hecho, piensan que van a tener que trabajar con el III Acuerdo Marco e intentar trasladar lo logrado en el IV Acuerdo Marco a los convenios locales y de empresa, pero a través del III Acuerdo Marco.

A pesar del malestar, en medios sindicales se apuesta por una reacción contenida. Han pedido reunión con la DGE los diversos actores, Anesco y los sindicatos, pero cada uno de forma independiente y por su lado. Estas reuniones se desarrollarán desde la próxima semana y quieren acotar claramente si la DGE se va a seguir oponiendo a la inscripción, aunque con pocas perspectivas de lograr un acuerdo distinto y la inscripción del convenio.

A Puertos del Estado también han pedido audiencia. Hoy día 6 acude Coordinadora que ha acabado dando su brazo a torcer y se reunirá con Llorca. Anesco no ha dejado de reunirse con el presidente la última vez la semana pasada.

Acuden sabiendo que van a encontrar un Puertos del Estado comprensivo, dialogante, pero que se ve al margen, ya les ha dicho que cruzaron las líneas rojas con el Acuerdo Marco y que no es cosa suya. Algo, mucho ha cambiado, esto es como la prima de riesgo, hace un año se hablaba de ello, hace un año habría ya asambleas informativas en los puertos, hoy no.

No se espera por tanto una reacción virulenta en los puertos, por parte de la estiba.
Llorca se ha puesto en la posición de mando. Ahora se explica por que cambió de posición al decir que no iba a cambiar la ley hasta que llegase la sentencia, ahora espera sentado para que se lo pidan, o al menos empiecen a ceder.
Los jornales de Valencia van a ser el test.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu