martes, 8 de octubre de 2013

La caída de los tráficos en el Puerto de Valencia amenazan su competitividad


El Puerto de Valencia ya ha enlazado un trimestre con resultados negativos en el tráfico de contenedores. La tendencia a la baja iniciada el pasado mes de julio se ha confirmado con los datos de septiembre, que no auguran un futuro muy halagüeño.


Diario del Puerto 08/10/2013


Un buen dato para pulsar la evolución de los tráficos es el relativo a la contratación de trabajadores portuarios. En este sentido, durante los nueve primeros meses de este año se han demandado en la Sociedad de Estiba del Puerto de Valencia 284.000 jornales, cifra que supone una caída del 3,4% respecto al mismo periodo del pasado año, en el que se solicitaron 294.000 jornales.

La cifra en sí misma ya es llamativa, pero lo es más si se acota al último trimestre de este mismo año. En el periodo comprendido entre los meses de julio y septiembre, la contratación ha caído en algo más de 13.500 jornales en relación al mismo trimestre del pasado año.

Septiembre
En el mes de septiembre la contratación en SEVASA fue de 28.000 jornales, frente a los 31.000 solicitados en el mismo mes de 2012.

También son negativos los datos de agosto de este año, un mes tradicionalmente muy bueno en tráfico portuario, en el que se contabilizaron 29.000 jornales, frente a los 35.000 de agosto del pasado ejercicio.

Una lectura rápida de estas cifras indica que los 10.000 jornales menos que hay contabilizados hasta septiembre, prácticamente se han perdido durante los dos últimos meses.

Contenedores
Los datos de contratación son un reflejo de la evolución del tráfico portuario, por lo que a la espera de la publicación de las estadísticas oficiales, se espera que el mes de septiembre presente una sensible caída de los tráficos.

En este sentido, conviene recordar que algo más del 90% de los jornales que se contratan en el Puerto de Valencia están destinados a operaciones en contenedor.

Durante el mes de septiembre se movieron en el Puerto de Valencia algo más de 224.000 contenedores (unidades), 10.000 menos que en el mismo mes de 2012. En solo dos meses, agosto y septiembre de 2013, se han movido 53.000 contenedores menos que en el mismo periodo de tiempo del pasado año.

Pérdida de competitividad
El Puerto de Valencia está comenzado a notar con intensidad los efectos del desvío de tráficos a otros puertos más competitivos y flexibles. Si ya son conocidos los casos de Sines, o Tánger, habrá que estar atentos a la fuerte competencia que van a presentar otros recintos como El Pireo o Gioia Tauro, que están saliendo al mercado con unos costes que difícilmente pueden ser ofrecidos por los puertos españoles.

La rigidez del sistema español no hace fácil implementar medidas que influyan sensiblemente en la eficiencia (en términos de costes y productividad).

En el caso de Valencia, por ejemplo, la plantilla de la Sociedad de Estiba en 2012 era de 1.271 trabajadores, mientras que este año, con peores registros de tráfico, el censo es de 1.305 personas. En consecuencia, SEVASA ha encarecido sus costes con jornales más caros.

El coste de los jornales de la estiba, que representa un buen porcentaje de los costes de escala de un buque en un puerto, es un factor determinante para que las navieras seleccionen sus puertos de escala.

Si se siguen desviando tráficos los costes de escala seguirán aumentando irremediablemente generando un puerto escasamente competitivo.

Preocupación
La preocupación por la deriva de los tráficos es evidente en el sector portuario valenciano, y más en un periodo en el que se espera la remodelación integral del mapa marítimo mundial tras los acuerdos de la red P3, formada por las tres primeras navieras del mundo.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu