martes, 10 de septiembre de 2013

Las disputas entre los socios de la Sagep del puerto de Las Palmas ponen al borde del colapso la sociedad estibadora



Opcsa (47%), defiende una ampliación de capital con la entrada de una nueva compañía, pero La Luz (Boluda) y La Luz Market (Germán Suárez), que controlan el 52% de la sociedad, se oponen a esta posibilidad y provocaron el miércoles el cese del consejo de administración.
Máxima tensión en la Sagep del Puerto de Las Palmas tras el cese del consejo de administración, que se produjo este pasado miércoles por las disputas sobre el control de la sociedad entre los tres empresas estibadoras que la integran, La Luz, La Luz Market y Opcsa.
Terminal de Opcsa en el Puerto de La Luz 
Según recoge el diario La Provincia, el punto de partida del conflicto está en una ampliación de capital para hacer frente a la falta de liquidez de la Sagep, un problema histórico que ha afectado a la sociedad de estiba del puerto canario en sus diferentes etapas hasta hoy, ya transformada en sociedad privada sin participación de la autoridad portuaria de Las Palmas.
El socio mayoritario, Opcsa (47%), defiende una ampliación de capital con la entrada de una nueva compañía interesada en ser socia. Frente a este criterio La Luz (Boluda) y La Luz Market (Germán Suárez), que controlan el 52% de la sociedad, se oponen y decidieron el miércoles cesar al consejo de administración, que se volverá a constituir el próximo martes.
Ampliación de capital conflictiva
Opcsa llevaba el miércoles a la junta de accionistas de la mano de la Autoridad Portuaria una ampliación de capital de casi dos millones de euros para hacer frente a los pagos inmediatos. Precisamente, la alternativa barajada en junio por el presidente del Puerto, Luis Ibarra, para evitar entrar en un concurso de acreedores.
Sin embargo, La Luz y La Luz Market se oponen a esta iniciativa, y barajaban otras vías de financiación alternativas, atendiendo a unas recientes sentencias. Y, para evitar que saliera adelante la propuesta, ambas empresas ponían sobre la mesa el cese de los miembros de la junta de accionistas y, a su vez, nuevos nombramientos. La primera prosperó, pero la otra se quedó en el aire.
El objetivo de La Luz y La Luz Market era cambiar las tornas de poder dentro de la sociedad de estiba, ya que pasarían de sumar dos votos a tres, al arrebatarle uno a Opcsa, con lo que podrían tomar el control de la Sagep.
Sin embargo, en esta confrontación se cuestionó que La Luz dispusiera de dos votos, cuando tiene el 31% de las acciones, por el 45% de Opcsa, que le convierten en el socio mayoritario. Pero, en el lado contrario, los dos minoritarios trataban de hacer valer la suma entre ambos del 55% en el capital de la empresa privada.
Un nuevo actor en escena
Con este panorama de enfrentamiento empresarial aparece un nuevo protagonista, que puede escorar de nuevo el control.  Según el rotativo canario, parece ser que en la junta se puso sobre la mesa que una nueva compañía estaba interesada en convertirse en socio. Se trata de Gramelcan, que podría desnivelar la pugna en favor de Opcsa y la Autoridad Portuaria. 
Distintas fuentes recogidas por La Provincia, recalcan que esta situación no afectará al día a día de Sagep, si bien es trascendental para su economía.Ahora se abre un periodo de negociaciones para tratar de resolver el conflicto en la sociedad que agrupa a las terminales de contenedores.
Aunque el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, ha evitado hacer declaraciones sobre la situación de la Sagep, sí ha alertado recientemente del riesgo de colapso por la pésima gestión de la sociedad estibadora, tras su negativa a compensar a las empresas por el daño económico de la privatización. Aunque no forma parte de la Sagep, el presidente del puerto sí cuenta con una opción de veto sobre las decisiones de su consejo de administración.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu