martes, 30 de julio de 2013

Patronal y sindicatos ponen fin al culebrón y firman el nuevo IV Acuerdo Marco


Al filo de las siete de la tarde de ayer lunes, Antolín Goya, coordinadora general de Coordinadora, comenzó a estampar su firma en el nuevo IV Acuerdo Marco de Estiba. La suya era la última, la que ponía el punto y final a un culebrón de más de dos meses que ha concluido con la redacción para la ultraactividad que desde el primer momento defendieron los sindicatos.


Diario del Puerto 30/07/2013

La niebla impidió al coordinador general de Coordinadora estar presente a la hora en que estaba convocada la reunión de la mesa negociadora, las cinco de la tarde. La salida de su vuelo, con origen en Tenerife Norte, fue desviada por culpa de la climatología al Aeropuerto de Tenerife Sur, de donde partió el avión pasadas las cuatro de la tarde, por lo que Antolín Goya no hizo acto de presencia en la reunión en Madrid hasta las siete.
A esa hora ya no quedaba prácticamente nadie en el Hotel Regente, sede de la firma. Tan sólo le estaban esperando sus compañeros de Coordinadora y dos representantes de ANESCO: el director general, Javier Expósito, y el asesor Antonio de los Mozos.
Según fuentes consultadas, ANESCO no quiso esperar a Goya y optó por mantener la hora de la reunión, procediendo de inmediato junto con el resto de sindicatos, UGT, CC.OO. y CIG, a una firma que se hizo sin presencia de los medios de comunicación y sin foto oficial, en una estampa totalmente contrapuesta a la vivida en 1999 con el III Acuerdo Marco y a la de julio de 2007, cuando el propio Goya y el entonces presidente de ANESCO, Javier Vidal, firmaron el viejo IV Acuerdo Marco.
Para cuando Goya pudo llegar, que fue cuando se dio acceso a la sala a los medios de comunicación, ni el presidente de ANESCO, ni el resto de integrantes del banco patronal, ni los representantes del resto de sindicatos estaban ya en la sala.
La foto que quedará para la posteridad es la del coordinador del sindicato mayoritario de estiba firmando en solitario el acuerdo y acompañado tan sólo del asesor de ANESCO Antonio de los Mozos.
Un acuerdo que en las últimas semanas se convirtió en un auténtico culebrón, con rupturas y reaperturas sucesivas de la mesa negociadora y el punto álgido del pasado 23 de julio, cuando ANESCO se negó a firmar el Acuerdo al no estar dispuesto a ceder un ápice en la ultraactividad.
Con todo, finalmente ayer se firmó el nuevo convenio para el sector de la estiba y con una ultraactividad en los mismos términos que los defendidos por los sindicatos, vigencia hasta 2017 y prórroga indefinida hasta que se alcance acuerdo para un nuevo convenio, añadiéndose la posibilidad de un arbitraje.
El texto es el mismo que el pactado el pasado 15 de julio, con la salvedad de una modificación en el tema de la subrogación para finalmente ajustarse al texto que sobre este punto incluía el III Acuerdo Marco.
Antolín Goya, único representante que hizo declaraciones al término de la firma, se felicitó por la estabilidad que para el sistema portuario representa el acuerdo, por el mensaje que se lanza a las navieras de todo el mundo, por la importancia en un momento de crisis como el actual y por lo que representa el acuerdo como refuerzo del modelo actual y de apuesta por el marco legal y social "estable y potente frente a la desestabilización que viene de Europa".


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu