jueves, 27 de junio de 2013

La industria del contenedor exhibe en Rotterdam su capacidad de adaptación a los nuevos tiempos

Si hay un sector de actividad en el negocio marítimo que ha mostrado una gran capacidad de adaptación y ha evolucionado incluso por delante de las exigencias del mercado, ese es el transporte de contenedores. Rotterdam, el gran hub europeo del contenedor, reúne esta semana a un buen número de los grandes protagonistas de un mercado que crece a pesar de la crisis económica. Eso sí, lo hace gracias a su enorme capacidad de innovación y a su decidida búsqueda de la eficiencia a través de la planificación de infraestructuras y automatización de procesos. TOC Europe es el escaparate de ese progreso.


Diario del Puerto 26/06/2013



Como capital europea del contenedor, la cita de Rotterdam con TOC Europe, el gran evento del continente especializado en la cadena de suministro del contenedor, se ha hecho esperar. Han transcurrido 13 años desde que la ciudad-puerto holandesa (o puerto-ciudad, según se mire) acogió la última edición de una cita que cumple este año su edición número 38. 
Como se recordó ayer en el acto de inauguración, en aquel "lejano" año 2000, Rotterdam acogía un TOC Europe en el que la industria del contenedor se enfrentaba al desafío de los entonces nuevos buques portacontenedores con capacidad para transportar 8.000 TEUs.
Hoy, ayer 25 de junio de 2013, en el centro de exposiciones Ahoy de Rotterdam, la industria se enfrentaba al desafío de los nuevos buques portacontenedores de 18.000 TEUs Al menos, el "Mærsk Mc-Kinney Møller" de Maersk, el primero de los 20 nuevos megaportacontenedores de Maersk, que ya navega en fase de pruebas, o los cinco buques de 18.400 TEUs encargados por China Shipping, tal y como se mencionó ayer en la conferencia inaugural.
 
Nuevos desafíos
La tendencia hacia al gigantismo de los buques, el importante incremento de la flota mundial y el consiguiente aumento de la capacidad de transporte en términos de millones de TEUs, no es el único desafío al que se enfrenta la industria  global del contenedor. 
Por los pasillos del TOC Europe, sobrevuelan también las interrogantes sobre las posibles consecuencias que la reciente alianza entre los tres grandes del sector, Maersk, MSC y CMA-CMG, pueda deparar. El escenario, por tanto, es constantemente cambiante, lo que, necesidad obliga, convierte a la industria del contenedor en un sector con una alta capacidad de adaptación.
En este sentido, la capacidad de adaptación, tal y como ayer se puso de manifiesto  en el acto inaugural, procede de dos ámbitos diferentes pero íntimamente relacionados. Por una parte la planificación, entendida como la previsión, diseño y ejecución de las infraestructuras necesarias para responder a los incrementos de actividad. Por otra, la automatización, como forma de garantizar procesos cada vez más eficientes, tanto operativamente como en costes, sin perder de vista la cada vez más relevante cuestión medioambiental.

Automatización
Jeannette Baljeu, Port Alderman (delegada del Puerto) y vicealcaldesa de Rotterdam, destacó en su discurso de apertura la inmensa contribución del puerto a la economía local, regional y nacional, y repasó los cambios acaecidos en los últimos 13 años en el puerto holandés, que el próximo año dará un nuevo salto cuantitativo y cualitativo con la puesta en marcha de la nueva terminal de contenedores Maasvlakte II, que situará a Rotterdam como "el puerto europeo mejor equipado para responder a los retos de los nuevos grandes portacontenedores y los retos derivados de la necesidad de un mayor nivel de eficiencia".
Por su parte, el  consejero delegado de APM Terminales en Europa, Ben Vree, hizo un completo repaso a los retos que aguardan a la industria del contenedor, que crece aunque a un ritmo menor que en los últimos años. Así, Vree vaticinó para el sector un crecimiento del 6,7% para el período 2012-2017, lejos del 10,7% del período 2000-2004. China no será esta vez, según Ben Vree, el gran impulsor de un crecimiento (a tres velocidades, con Europa en la más baja) que hará posible que en 2024 a1cance la cifra de 1.000 millones de TEUs movidos en todo el mundo.
El nuevo panorama dibujado por el responsable de APM Terminales en Europa, no olvidó los posibles efectos de la alianza anunciada la pasada semana por Maersk, MSC y CMA-CMG. Asimismo, el aumento de la capacidad de la flota, según Vree, elevará de 16 millones de TEUs la capacidad actual a los 20 millones de TEUs en 2016.
Pero más allá de las cifras, la intervención de Ben Vree puso un especial acento en la automatización como el verdadero impulsor de la competitividad. Mayor productividad, mayor sostenibilidad, mayor planificación y menores costes operativos, fueron los cuatro elementos que Vree mencionó como pilares de la competitividad.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu